Reforma puede llevar repatriación de dos billones US$

Las multinacionales podrían repatriar casi 2 billones de dólares

La reforma fiscal de EE.UU. puede llevar a la repatriación de casi dos billones de dólares que multinacionales estadounidenses y sus filiales han “aparcado” en el extranjero, lo que provocará probablemente una reducción en la inversión extranjera directa acumulada en el mundo, sostuvo ayer la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).
La entidad presentó un análisis preliminar del impacto que calcula tendrá la reforma fiscal que Estados Unidos adoptó en diciembre en la inversión extranjera directa (IED). La UNCTAD estima que la reforma tendrá “probablemente importantes consecuencias para la inversión internacional”. Ese impacto se notará tanto en la inversión transfronteriza dirigida a EE.UU. como en las posiciones de inversión de multinacionales estadounidenses en el exterior, argumenta.
El director la Unctad, James Zhan, situó el impacto de la reforma a más largo plazo y admitió que es pronto para extraer conclusiones definitivas. No obstante, la UNCTAD argumenta ya que habrá un impacto porque el acervo global o volumen acumulado de IED se sitúa en unos 26-27 billones de dólares, de los que un 48% corresponde a entradas y salidas netas de capital de Estados Unidos. Según la UNCTAD, las multinacionales estadounidenses podrían repatriar casi 2 billones de dólares al país de sus ganancias que mantienen en el extranjero, el 8 % de la IED acumulada a nivel global. Sin embargo, admite que probablemente un porcentaje elevado esté invertido en activos productivos y, por tanto, como no son líquidos, no se pueden repatriar tan fácilmente.


COMENTARIOS