Reforma tributaria de Trump genera debate en Davos

Donald Trump

Líderes de bancos como Credit Suisse y de entidades como Nasdaq, consideraron que, aunque la reforma fiscal de Estados Unidos busca beneficiar a la población y a las empresas, también podría alentar las inversiones en el país.
La reforma tributaria de 1.5 billones de dólares del presidente estadounidense Donald Trump generó elogios y advertencias por parte de los ministros de Hacienda que asisten a la reunión anual del Foro Económico Mundial (WEF).

Un mes después de que Trump redujera el impuesto de sociedades llevándolo de 35 a 21 por ciento y bajara los impuestos personales en todos los niveles, Stephen Schwarzman, el máximo responsable de Blackstone Group, aseguró que esas rebajas alentarían la inversión en Estados Unidos.

“Ahora hay compañías de todo el mundo que tienen la vista puesta en Estados Unidos y dicen que es el lugar donde hay que estar”, afirmó Schwarzman en Davos, Suiza.

Adena Friedman, CEO de Nasdaq, calificó la reforma de “un motor de crecimiento para Estados Unidos”, mientras que Tidjane Thiam, CEO de Credit Suisse, detalló que impulsaría a las empresas a invertir.

“Con el tiempo he aprendido a no apostar nunca contra la economía estadounidense”, dijo Thiam.

En Davos hubo otros menos receptivos. Brian Moynihan, CEO de Bank of America, dijo que un 4.1 por ciento de desempleo significaba que la “realidad de recuperar muchos empleos es difícil. ¿Dónde va a trabajar la gente?”

Frank Appel, el CEO de Deutsche Post, pronosticó que el impuesto tendría un “impacto limitado de corto plazo” pero que acrecentaría el déficit presupuestario y no mejoraría la productividad. El debate se produjo un día después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) mencionara la reforma tributaria como motivo por el cual ahora estima que habrá una mayor expansión mundial este año y el próximo.


COMENTARIOS