Regularán al sector farmacéutico

4D_Economía_21_1,p01

La Confederación Nacional de la Unidad Sindical (CNUS) someterá un anteproyecto de ley al Congreso Nacional para modificar la Ley 87-01 sobre Seguridad Social y con el tema de los medicamentos, a fin de erradicar la práctica de aumentar frecuentemente los precios de los fármacos, regular el sector farmacéutico y aplicar sanciones a quienes incurren en ese ilícito.
La CNUS y la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD) denunciaron el incremento en los precios de los medicamentos, calculados en más de un 30 por ciento, lo que, dicen lacera de manera considerable a la población de menores ingresos.

Rafael (Pepe) Abreu calificó de abusiva la carestía de esos fármacos que atribuye a la especulación, por lo que entiende que las autoridades deben ejercer más controles en ese mercado.

Deploró que esta situación hace inalcanzables los medicamentos para pacientes con enfermedades catastróficas, quienes no disponen de los medios económicos para adquirirlos, lo que atenta contra la salud de la población.

Consideró esa práctica también como abusiva e ilegal y atribuyó la acción a una red de médicos que estarían actuando en contubernio con fabricantes, quienes tienen en el mercado varias marcas de costos elevados.

“Esos médicos que estarían actuando en componenda con propietarios de laboratorios, están recetando a los pacientes las marcas más costosas para ampliar sus márgenes de beneficios”, criticó Abreu.

Planteó Abreu que “la salud no es un juego, es un tema delicado y debe reservarse y garantizársele a la población, y en ese sentido llamamos a las autoridades a tomar cartas en el asunto, a fin de contrarrestar esta práctica ilegal, abusiva y que pone en riesgo la salud de la ciudadanía”.

Sobre el tema, Jacobo Ramos, presidente de la CNTD, criticó que además de esta problemática, se estarían comercializando medicamentos adulterados, lo que consideró como una práctica criminal, debido a que atenta contra la salud del paciente.

Planteó, además, que debe ser regulada la venta de fármacos en el mercado nacional, ya que no hay controles sobre el precio y la calidad de los mismos.

Jacobo Ramos coincidió con Pepe Abreu al señalar que en el país hay una estructura integrada por agrupaciones médicas que recetan un catálogo de fármacos manejados a su antojo y sin criterio profesional.

En tal sentido, el secretario general de la Confederación de Trabajadores Unitaria (CTU), Francisco Ramírez, rechazó tajantemente que en el país se sigan aumentando deliberadamente los precios de los medicamentos.


COMENTARIOS