República Dominicana llama a esfuerzo regional para garantizar energía a los pobres

P8

La República Dominicana llamó hoy a los países del Sistema de Integración Centroamericano (Sica), cuya presidencia semestral ejerce hasta el 30 de junio, a un esfuerzo conjunto y sostenido para garantizar energía de calidad y cantidad suficiente para los sectores menos favorecidos de la región.

Así lo planteó el ministro de Energía y Minas, Antonio Isa Conde, en la apertura de la VII Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de Energía del Sica.

El funcionario señaló que el acceso a la energía, especialmente renovable, es fundamental para elevar la calidad de vida de personas en comunidades apartadas, facilitar sus labores productivas y desestimular las oleadas migratorias hacia los cascos urbanos, facilitando de esa manera la lucha contra la pobreza, según un comunicado del Ministerio de Energía y Minas local.

En el caso de República Dominicana dijo que se hacen esfuerzos “muy grandes” en ese sentido, sobretodo a través de la Unidad de Electrificación Rural y Suburbana, (UERS), que está trabajando en las regiones más remotas para llevar energía, especialmente, renovable, a los sectores más pobres.

El funcionario habló ante ministros y directores de energía de Honduras, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Guatemala, Costa Rica y representantes de organismos internacionales como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la agencia de Cooperación Alemana GIZ.sica 02, según la información Asimismo, ante autoridades de Belice, país que el próximo 30 de junio, durante la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Sica, asumirá la presidencia semestral del órgano regional.

De acuerdo con Isa Conde, la brecha energética resta oportunidades al desarrollo humano, por lo cual su reducción debe ser asumida como eje estratégico en su país y Centroamericana. Por otro lado, el funcionario resaltó la importancia del programa regional para la promoción y el uso racional y eficiente de energía, que puede arrojar resultados extraordinarios en el tiempo.

Explicó que en 2013 en República Dominicana se hizo un estudio que arrojó que aplicando un programa de esta naturaleza solo en el sector público se podría obtener un ahorro en el consumo energético en 13,2 % hasta el año 2030.

“Estamos hablando de un ahorro de 3.276 gigavatios hora anualmente”, puntualizó. Sostuvo que la eficiencia energética es fundamental y que, por tanto, hay que llevarla primero a lo interno de las instituciones públicas y luego trasladarla a la calle, crear conciencia y hacerlo parte de la genética de la gente.

“Podemos sustituir muchas plantas si somos capaces de aplicar planes eficientes de ahorro energético”, indicó, y señaló que “la clave más importante es la continuidad de la agenda para lograr resultados en los temas acordados”.