Republicanos siguen con Senado; demócratas, con la Cámara Baja

07_11_2018 HOY_MIERCOLES_071118_ El Mundo8 B

Los republicanos mantuvieron ayer la mayoría en el Senado de Estados Unidos en los comicios de mitad de mandato, y previsiblemente ampliarán su ventaja, según las proyecciones de los canales nacionales Fox News, NBC y CBS.
A falta de que cierren los colegios electorales en la costa oeste del país, las proyecciones indican que los republicanos se hicieron con al menos dos escaños que hasta ahora estaban en manos demócratas, lo que indica que podrían aumentar la mayoría de 51-49 que venían ostentando hasta ahora.
En Cámara baja.- Los demócratas arrebataron ayer a los republicanos la mayoría de la Cámara de Representantes de Estados Unidos en los comicios de mitad de mandato, según las proyecciones de los principales canales de televisión nacionales.
A falta de que cierren los colegios electorales de la costa oeste del país, las proyección de las cifras de recuento apuntan a que los demócratas han vencido en la Cámara Baja, logrando al menos los 23 asientos que necesitaban quitar a los conservadores para hacerse con la mayoría.
Bob Menéndez.- El demócrata Bob Menéndez logró ayer imponerse en Nueva Jersey y conservar su escaño en el Senado de EU, según las proyecciones.
Menéndez, que llegaba a los comicios con una popularidad en horas bajas tras enfrentarse en 2017 a un juicio por corrupción que fue declarado nulo, se impuso al candidato republicano Bob Hugin. El demócrata es uno de los políticos hispanos más poderosos en Washington, pero su escaño era considerado como uno de los vulnerables para su partido, a pesar de que Nueva Jersey es un tradicional bastión “azul”.
Gana Adriano Espaillat.- En el resto de distritos de la ciudad de Nueva York, los candidatos demócratas a la Cámara de Representantes se imponían con claridad, incluidos varios políticos de origen hispano como Adriano Espaillat, José Serrano o la joven Alexandria Ocasio-Cortez.
Hubo problemas técnicos con las máquinas de votación y retrasos de más de dos horas en las colas para votar debido a la alta afluencia de electores.