Rescate atrapados en cueva tailandesa puede tardar meses

In this grab taken from video provided by the Thai Navy Seal, a view of the boys and their soccer coach as they are rescued in a cave, in Chiang Rai in Thailand, Monday, July 2, 2018.  Rescuers found all 12 boys and their soccer coach alive deep inside a partially flooded cave in northern Thailand late Monday, more than a week after they disappeared and touched off a desperate search that drew international help and captivated the nation. (Thai Navy Seal via AP)

Tras encontrar con vida a los 12 niños y su monitor atrapados desde hace 10 días en una cueva de Tailandia, los equipos de salvamento buscan la manera más “segura” de rescate en unas tareas que podrían demorarse “meses”.
Una avanzadilla de dos expertos buzos británicos logró el lunes llegar a la cavidad donde se refugiaron las víctimas tailandesas- 12 estudiantes de entre 11 y 16 años y un profesor, de 26. Les costó tres horas, ida y vuelta, recorrer 1.5 kilómetros de pasajes con zonas inundadas y otras abiertas, según la narración que hicieron los protagonistas, los británicos John Volanthen y Richard Stanton.
Visiblemente delgados y con la ropa sucia por el barro, los niños agradecieron la llegada del rescate y preguntaron “¿Qué día es hoy?” antes de pedir comida- “¡Tenemos hambre!”, según una grabación del encuentro. “Sois muy fuertes (…) mucha, mucha gente está viniendo. Nosotros somos los primeros”, dijo uno de los buzos.
El grupo fue encontrado en un terreno elevado cerca del agua que inunda los pasadizos y a unos cuatro kilómetros en el interior de la cueva, donde penetraron el pasado día 23.
El gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, confirmó que ninguna de las víctimas sufre problemas críticos de salud, tras ser examinadas por un grupo de médicos que seguirá de cerca la evolución del grupo. Los familiares de los desaparecidos estallaron en júbilo al conocer las buenas noticias, durante unas operaciones seguidas al minuto y con gran expectación por todo el país.
Ayer equipos de rescate transportaron hasta el refugio alimentos y agua “para al menos cuatro meses”, así como medicinas para tratar y recuperar a los niños y al adulto. “No los vamos a sacar hasta que encontremos una forma segura”.


COMENTARIOS