Residente llenó de amor, paz y lucha San Soucí

6C_¡Alegría!_12_1,p02

“Los últimos serán los primeros”. A pesar de que su exitosa gira está llegando a su final, René Pérez dejó bien en claro que la República Dominicana es uno de los países más importante de su carrera artística y esto lo dejó plasmado en su presentación del pasado sábado en el puerto de San Soucí.
Cuatro años no bastaron para que el público dominicano le retirará su cariño el cual ha permanecido intacto con el pasar del tiempo, como muestra están las dos horas de alegría colectiva que vivieron cada uno de los presentes, mientras Residente presentaba lo mejor de sus éxitos del pasado y del presente.

La producción a cargo de WE Entertainment, trajo la música alternativa de uno de los exponentes de su género más exitosos. René se mantuvo entregando sus populares y contagiosos temas sin dejar de enviar mensajes de amor, disconformidad, unión, paz, hermandad y lucha, en cada una de sus intervenciones, las que enlazaba a través de las canciones de su repertorio.

Acompañado de seis músicos y una corista, Residente hizo acto de presencia a las 10:20 de la noche, ante miles de personas que se concentraron en las diferentes áreas del evento, donde luego de un pequeño intro a cargo de su banda, salió con el tema “Somos anormales”, despertando aún más la algarabía.

El cantante puertorriqueño dio la bienvenida, luego de interpretar el sencillo “Baile de los pobres”. En sus palabras quiso agradecer la presencia de todos, además de disculparse por haber tardado tanto en regresar, siendo este evento uno de los últimos de la gira, al tiempo que se encuentra inmerso en las composiciones de su próximo disco que presentará el año entrante.

Los temas “El aguante”, “Desencuentro”, “Calma pueblo”, “Pal Norte”, “Dagombas en Tamale” y “Adentro”, continuaron subiendo los ánimos de Residente y del público que lo seguía en cada letra y gesto que mostraba en el escenario.

Uno de los aspectos que siempre ha destacado en René es que dice lo que piensa sobre lo que está pasando. En varias ocasiones hizo hincapié en que todos somos una sola raza, y que América somos todos, y no solo los Estados Unidos, como ha querido vender el presidente de ese país, a propósito de la marcha de inmigrantes que se dirige hacia ese territorio.

Los éxitos de su antigua agrupación Calle 13, no podían quedarse, entre ellos “Atrévete/Cumbia de los aburridos”, “Guerra”, “Fiesta de locos”, “Muerte en Hawaii”, “Latinoamérica” y “Apocalíptico”. Con este último se despedía mientras que la gente gritaba ¡Otra! y ¡Otra!, por lo que fueron complacidos con su segunda entrada al escenario.

Volviendo a sus inicios de cuando era rapero, interpretó “Rap bruto”, dando paso a uno de los temas más populares de su primer disco homónimo, y que sin dudas era uno de los más esperados por el público que lo cantó de principio a fin; sí, el sencillo “Sexo”.
La participación de Residente terminó por todo lo alto con “La vuelta al mundo”, “El Futuro es nuestro”, “No hay nadie como tú”, “Vamos a portarnos mal”, dejando en expectativas a todos los que pedían otra más, pero ya sin poder complacer a este pedido y cerrando en grande el reencuentro con su público.