Reunificación de familias migrantes en EEUU podría tomar meses

La reunificación de miles de niños inmigrantes con sus padres podría tardar meses/Foto: Fuente externa.
La reunificación de miles de niños inmigrantes con sus padres podría tardar meses/Foto: Fuente externa.

Austin, Texas, EE.UU. – Dada la falta de urgencia del gobierno de Estados Unidos, la reunificación de miles de niños inmigrantes con sus padres podría tardar meses, dijo el martes el director general de los albergues para niños migrantes más grandes del país.

El gobierno no tiene un plan para acelerar el regreso de más de 2.000 niños que fueron separados de sus padres como parte de la reciente política del gobierno de Donald Trump de “tolerancia cero”, dijo Juan Sanchez, de la organización no lucrativa Southwest Key Programas. “Podrían pasar días”, dijo Sanchez en una entrevista con The Associated Press. “O podría pasar un mes, dos meses, seis o incluso nueve. Simplemente no sé”.

El equipo de comunicación del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés) no respondió a la solicitud de información sobre cuánto tiempo tardaría el proceso. Durante un testimonio ante legisladores el martes, el secretario de HHS, Alex Azar, se negó a decir cuánto tiempo demoraría reunir a las familias separadas. “Tenemos que sacar sin demora a los niños de nuestro cuidado”, dijo.

Southwest Key está “listo hoy” para hacer lo necesario para reunir a los niños con sus padres que han sido detenidos por intentar cruzar la frontera entre México y Estados Unidos, dijo Sanchez. Pero agregó que su grupo está limitado en acción porque muchos casos de padres probablemente tendrán que pasar por el sistema judicial antes de que la Oficina de Reasentamiento de Refugiados dé el visto bueno para reunir a las familias.

Un nuevo espacio de detención familiar podría permitir que los niños recientemente separados puedan quedarse con sus padres, dijo Sanchez, y agregó que eso no sería lo ideal, pero es mejor que mantenerlos separados. “Si fuera yo”, dijo, “diría que quiero a los niños conmigo”.

Sanchez está al centro de una controversia política luego de comprometerse a aceptar a más de 600 niños que fueron separados de sus padres. De ellos, 152 tienen menos de 5 años, e incluso hay algunos bebés; el resto tiene entre 6 y 11 años. Actualmente Southwest Key tiene cerca de 5.100 niños en 26 albergues en Texas, Arizona y California, que representan casi la mitad de los menores solos que son detenidos en el país.

La mayoría de ellos son niños mayores que no fueron separados de sus padres, sino que intentaron cruzar la frontera solos. La organización ha obtenido 458 millones de dólares de contratos federales durante el año fiscal en curso, la mitad de lo que entrega HHS por colocar a niños inmigrantes que llegaron a Estados Unidos solos o fueron separados de sus familias tras su arribo.

Sanchez dijo que se opone a la política de separación familiar, pero que por el bien de los niños sentía que su organización debía acogerlos. “Alguien tiene que cuidarlos”, dijo.