Revelan inteligencia rusa creía tener a Trump “a su merced”

Donald Trump, presidente de Estados Unidos

Según un abogado del Departamento de Justicia, un exespía británico le dijo hace dos años que la inteligencia rusa creía tener a Donald Trump “a su merced”, de acuerdo con varias fuentes familiarizadas con el encuentro.
El abogado, Bruce Ohr, dice además que se enteró de que un colaborador de la campaña de Trump se había reunido con funcionarios rusos de mayor nivel de lo que él había reconocido, dijeron las fuentes.
Los detalles previamente no reportados del desayuno del 30 de julio del 2016 con Christopher Steele, que Ohr describió esta semana a legisladores en una entrevista privada, revelan un intercambio de información potencialmente explosiva sobre Trump entre dos hombres a quienes el presidente ha tratado de desacreditar. Permiten al público conocer algo más de esos meses clave cuando el FBI y la comunidad de inteligencia trataban de dilucidar las posibles conexiones entre la campaña de Trump y Rusia.
Y reflejan la preocupación de Steele, un informante del FBI cuya investigación sobre los lazos de Trump con Rusia, financiada por los demócratas, fue compilada en un dossier, de que el candidato presidencial republicano posiblemente estaba comprometido, e intentó transmitir con premura esa preocupación a sus contactos en el FBI y el Departamento de Justicia.
Steele le dijo a Ohr que un funcionario de la inteligencia rusa a quien no identificó le había revelado que pensaba que ellos creían “tener a Trump a su merced”, de acuerdo con personas familiarizadas con la reunión.