Reverendo critica acuerdo candidatos cristianos con líderes políticos apoyan agenda GLTB

Reverendo Domingo Paulino Moya.
Reverendo Domingo Paulino Moya.

El presidente de la Mesa de la Opinión Cívica y Política Cristiana, reverendo Domingo Paulino Moya, cuestionó hoy las decisiones políticas que en ocasiones son tomadas por dirigentes políticos de la comunidad evangélica que aspiran a presentarse en las elecciones del año 2020, quienes a su juicio aceptan propuestas de liderazgos que no promueven valores familiares y cristianos.

La reacción de Paulino Moya, quien también preside el ministerio Jesús es Sanidad y Vida Eterna Inc., se produce a pocos días de la juramentación en el Partido Revolucionario Moderno (PRM) del ex candidato a alcalde por Santo Domingo Este, el pastor Dio Astacio.

En un comunicado de prensa enviado a este medio, el vocero evangélico explicó la necesidad de que cualquier candidato de esa comunidad realice una consulta previo a la toma de una decisión política, tras indicar que en los últimos acontecimientos políticos en el continente americano “trazan una pauta inequívoca de por dónde debe andar el sufragio cristiano”.

Insistió en que las tomas de decisiones política inconsulta y deprisa con organizaciones políticas que en el pasado y en el presente sus más connotados líderes han fijado posturas a favor de los grupos que promueven la agenda GLTB (Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales), no encontrarán afecto en los sufragios de los hombres y mujeres de fe cristiana.

Sostuvo que los cristianos evangélicos del país sabrán poner en su momento sus intereses personales, políticos y económicos a tono con los valores bíblicos y familiares, como es su tradición, “para unificar el poder de su voto con el sentir divino que mueve al pueblo de Dios en toda la región latinoamericana”, y que “ve amenazado estos valores por una agenda de desorden sexual contra natura impulsada por políticos liberales fracasados y enemigos del orden humano, y de la vida instaurado por Dios”.

Paulino Moya aseguró que el pueblo evangélico de la República Dominicana no está acéfalo, sino que por el contrario, cuenta con hombres y mujeres que han construido un discurso sobrio y confiable con gran sacrificio, el cual seguirán poniendo a disposición del Reino de Dios y el país.
El religioso dejó claro que la Mesa de la Opinión Cívica y Política Cristiana seguirá cumpliendo con su deber y responsabilidad de orientar al electorado cristiano que tiene en sus manos la oportunidad de decidir quién le gobierna y cuales son su posturas puntuales en temas de orden familiar bíblico y social. “Es un compromiso innegociable con el Todo Poderos”, sentenció.