Riesgos asociados a las inundaciones

Recorrido por las provincias Duarte, María Trinidad Sánchez y Samaná, para realizar reportaje sobre las inundaciones por las llubia caida en la zona. hoy/ Napoleón Marte 15/11/2016
Recorrido por las provincias Duarte, María Trinidad Sánchez y Samaná, para realizar reportaje sobre las inundaciones por las llubia caida en la zona. hoy/ Napoleón Marte 15/11/2016

La mayoría de la gente piensa que la velocidad del viento es el mayor riesgo relacionado con los huracanes, pero las inundaciones han causado más daños que cualquier otro riesgo asociado a las tormentas.
Durante esta temporada de huracanes siga el consejo de las autoridades y utilice el sentido común para evitar el ahogamiento o daños a sus propiedades causados por las inundaciones.
Las inundaciones son un problema mundial. Los aguaceros torrenciales y las lluvias continuas pueden provocar la acumulación de agua en las vías; está situación puede ser causada por diversas razones, como el diámetro y flujo limitado de los drenajes, las pendientes, la localización en el trayecto y acumulación natural de las aguas, pero la causa más común en nuestro país es la obstrucción de los drenajes por basura acumulada lanzada a las calles por los transeúntes.
Intente levantar un botellón de agua de cinco galones, se dará cuenta de lo pesada que es el agua. Un botellón pesa alrededor de 42 libras. El peso del agua es un peligro cuando se acumula en una zona, por esa razón es muy importante limpiar los drenajes ante el aviso de lluvias.
Han ocurrido muchos accidentes, fatales en algunos casos, al colapsar una estructura por la acumulación de agua. Techos y paredes ceden ante la fuerza del agua, y si al peso añadimos la corriente, entonces el escenario es aún menos favorable.
Cuando el agua se almacena en una patio o terraza y queda contenida por una simple pared recibe empuje por la presión hidrostática capaz de derribarla. Mientras más sube el nivel del agua, mayor será la fuerza que empuja la pared. Igual ocurre en un techo, si se acumula mucha agua, puede colapsar. Lo común es romper el muro para permitir el agua salir, muchas veces esta acción hace que el muro se debilite y colapse, creando una fuerte ola que causa daños aguas abajo por la liberación repentina de un gran volumen de agua represada.
Si vemos agua acumularse en un sitio, lo lógico sería intentar desaguar la zona, pero debemos tener cuidado de la forma en que lo hacemos.
El siguiente escenario ha ocurrido con consecuencias fatales: la basura acumulada en un imbornal sella el paso del agua, la calle empieza a inundarse y usted decide resolver el problema limpiando la boca del imbornal con su mano. El agua ya casi le llega a la cintura y tiene que agacharse para poder agarrar la basura que obstruye el paso del agua. En el momento que el agua encuentra salida, le succiona de tal forma que ahora usted es el tapón que impide que agua salga. La fuerza es tal que no puede liberarse y el nivel agua empieza a subir.
Corre el riesgo de ahogarse. La prevención es la mejor opción, mantenga limpios los drenajes y permita que las aguas drenen a través de los muros creando los drenajes necesarios antes de las fuertes lluvias.


COMENTARIOS