¿Ríos subterráneos o acuíferos?

http://hoy.com.do/image/article/425/460x390/0/9CE69603-F454-4E0D-82EA-55A413AECC41.jpeg

Inventario.- Alrededor de 4,500 acuíferos han sido inventariados en todo el territorio nacional por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi). Un porcentaje del agua subterránea es aprovechada para el consumo humano e irrigación agrícola.

Para despejar dudas, los hidrólogos no hablan ni admiten la existencia de “ríos subterráneos” en la República Dominicana.  Cuando se refieren a las aguas que circulan por cavernas, grietas o figuras, simplemente los denominan acuíferos.

Las personas, según los hidrólogos, relacionan las aguas subterráneas a un río superficial,  pero son diferentes. Incluso, ni en los estudios sobre el potencial hidrogeológico del país ni en los libros de hidrogeología se registra el término “ríos subterráneos”. En el país hay registrados alrededor de 4,500 acuíferos inventariados a nivel nacional, según estudios realizados por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

“No hay tales ríos subterráneos. Eso es un error. La gente está creyendo que acuíferos son los ríos. Un acuífero es una unidad geológica saturada económicamente explotable. En cambio, un río es una fuente abierta; es el resultado justamente de manantiales, y son  alimentados básicamente por lluvia”, define Héctor Rodríguez Morillo, Encargado del Departamento de Hidrología del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi).

Ramón Villamán, ingeniero hidrólogo, agrega: “No es correcto referirse a los ríos subterráneos cuando se habla de acuíferos. Son dos cosas totalmente distintas. Un río subterráneo es una corriente de agua por debajo de la superficie del terreno, “y que yo tenga conocimiento, el Brujuela Casui es un campo de pozos. Pero el Parque Nacional de Los Haitises es una zona realmente interesante, por allí hay mucha agua subterránea; en Los Haitises hay una pluviometría altísima y nacen muchísimos ríos”.

Villamán es técnico de cuencas hidrográficas y labora para la subsecretaría de Suelos y Aguas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. El hidrólogo participó en un reciente estudio sobre la intrusión salina en acuíferos de la región Este.

Rodríguez Morillo, ingeniero hidrólogo, ilustra con el mismo ejemplo: el inagotable parque de agua subterránea, el área protegida del Parque Nacional de Los Haitises, un complejo de rocas calizas donde el agua circula por cavernas, grietas y figuras. Este hermoso lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

“Los Haitises es un parque de agua subterránea que recarga los acuíferos básicamente de la ciudad  Santo Domingo. Sorprendentemente, Los Haitises está siendo explotado a una velocidad de más de tres metros cúbicos de agua por segundo. Para que tengas una idea, un metro cúbico de agua potable cuesta muchos millones de pesos. Y, repito, en Los Haitises están sacando tres metros cúbicos de agua por segundo”.

Rodríguez Morillo, junto a su colega J. F. Febrillet Huertas,  realizaron un minucioso trabajo sobre el potencial hidrogeológico del país. Entre otros aspectos, refieren que los recursos subterráneos renovables proceden en un 77 por ciento de la recarga directa de la lluvia o de la infiltración desde  los cauces fluviales, mientras que un 15 por ciento corresponde a los retornos o infiltración  desde las zonas de riego o canales. El ocho por ciento restante procede de conexiones laterales con zonas o unidades contiguas.

“La calidad de las aguas subterráneas es muy variada, encontrándose contaminación bacteriológica en el 87 por ciento de los pozos someros  por carecer de perímetros de protección adecuados”, apuntan.

¿Hay un inventario, un registro a nivel nacional de acuíferos? Rodríguez Morillo asegura que sí, que en el Indrhi disponen de esa información.  “No se le da el mantenimiento que uno quisiera ni se visitan periódicamente porque el país, el mundo, no  está en condiciones económicas de monitorear pozos ubicados en los extremos más distantes del país. Eso cuesta mucho dinero. Las sondas para medir el nivel de agua de esos acuíferos cuestan alrededor de  dos mil dólares”. Lógicamente, la única forma de saber si hay agua subterránea en algún lugar es perforando el terreno.

El Indrhi y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales comparten la responsabilidad de las aguas superficiales y subterráneas, según  dispone la ley 64-00. Eso ha generado algunos inconvenientes, pues a la primera institución se le quitó el poder sobre los acuíferos, y Medio Ambiente es una institución normativa, no operativa, y carece de infraestructura y personal para manejar esos recursos hídricos.

Datos  El 42 por ciento del territorio  nacional está constituido por roca caliza, lo que lo convierte al país  en un   laboratorio hidrogeológico. Los principales problemas de las aguas subterráneas están relacionados con la sobreexplotación, gestión inadecuada, contaminación por actividades domésticas y agrícolas, y la más problemática, la intrusión salina.

Más de un tercio de la población que habita en la ciudad de Santo Domingo, en la capital, recibe agua potable de  los pozos, especialmente los habitantes de la zona oriental.

El Estado invirtió casi 3,000 millones de pesos en el acueducto de “barrera de la salinidad”. Hace siete años se inició la obra y todavía no trabaja a toda capacidad.

La mayor parte de los hoteles y restaurantes de Bávaro y Punta Cana  se abastecen de agua de pozos. Si no hubiera pozos en la región, no existieran los lujosos hoteles. Esa es su única fuente de abastecimiento. El turismo que se desarrolla en el país  está localizado en  zonas donde la principal fuente de suministro de agua dulce es de pozos, lo que acelera la intrusión. Estudios recientes apuntan que la intrusión salina está generando muchos problemas en el Este

Durante años, en Azua, el agua subterránea era la única fuente de desarrollo agropecuario, hasta que se construyó el canal Ysura y la Presa de Sabana Yegua.

El 40 por ciento del agua que utiliza el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) proviene de pozos, la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd), un 35 por ciento, y el Indrhi un 30 por ciento para la agricultura.

Zoom

Conceptos

El agua subterránea es más segura para la salud humana, en término de calidad, que la superficial, porque está menos expuesta a la contaminación.

Nivel freático

Rara vez están los mantos acuíferos saturados hasta la superficie de la tierra; generalmente el agua llega sólo a cierto nivel. La parte superior de la zona saturada se llama nivel freático; por encima de él, las partículas de tierra no poseen más que una delgada película de agua y los poros están llenos de aire.

Acuífero

En hidrología, es la capa permeable de roca capaz de almacenar, filtrar y liberar agua. La capa de roca (o estrato) contiene muchos poros que, cuando se conectan, forman una red que permite el movimiento del agua a través de la roca. Si el acuífero se dispone sobre un nivel de roca impermeable, el agua no pasará a niveles inferiores desplazándose lateralmente.

Intrusión salina

Es el proceso por el cual los acuíferos costeros están conectados con el agua del mar. Esto supone que el agua salada (procedente del mar) fluye hacia el subsuelo continental mezclándose con las reservas de agua dulce.


COMENTARIOS