Roban miles de correos a asistentes de los republicanos

TO GO WITH AFP STORY BY NICOLAS GUBERT 

Hackers from the French Degenerescience association visit the anti-secrecy website WikiLeaks, in a coffeehouse in Lille, northern France, on December 9, 2010. These hackers decided to support whistleblowing website Wikileaks with notably a synchronized network of mirror websites, exact copies of Wikileaks' original pages, after the French government called for a ban of WikiLeaks from French servers. AFP PHOTO / PHILIPPE HUGUEN

Miles de correos electrónicos fueron robados de asistentes del Comité Nacional Republicano durante la campaña electoral del 2018, en un ataque grande que expone vulnerabilidades que han mantenido en ascuas a los expertos en ciberseguridad desde la contienda presidencial del 2016 en EEUU.
Las cuentas de correos electrónicos se vieron comprometidas en una serie de intrusiones que se extendieron durante meses y fueron descubiertas en abril, dijo una persona familiarizada con el asunto. Al menos 4 asistentes del partido fueron blancos de los hackers, dijo la persona.
El comité dijo que una “entidad desconocida” era responsable por el hackeo, pero no dio otros detalles. Una firma de ciberseguridad y el FBI han estado investigando el asunto, dijo el comité. El FBI se negó a comentar.
El ciberespionaje político es común en el mundo, pero los estadounidenses se han vuelto especialmente conscientes de la posibilidad de interferencia digital desde la intromisión rusa en las elecciones del 2016. El robo de correos electrónicos demócratas está aún fresco en la mente de muchos legisladores y operativos políticos, que han aumentado las medidas defensivas pero siguen batallando para protegerse.
Los espías extranjeros tratan rutinariamente de acceder a correos electrónicos de políticos para obtener información, detectar debilidades y conseguir ventajas diplomáticas. Pero los hackers a menudo lanzan vastas campañas de phishing para conseguir acceso a diversas cuentas, sin motivaciones políticas.