Rodriguez Soldevila

Las plantas eléctricas de los hospitales públicos no resisten más la tanda de apagones y el sobreuso al que son sometidas, confirmó ayer el secretario de Salud Pública, doctor José Rodríguez Soldevila.

Asimismo, el funcionario confirmó que la situación de los 150 hospitales que tiene el sistema de salud pública es muy delicada, porque los recursos económicos escasean.

Rodríguez Soldevila aseguró que la crisis económica que enfrentan los dominicanos también afecta los hospitales, los cuales han tenido que ver reducida la subvención.

Para el año que viene el secretario de Salud solicitó un incremento en el Presupuesto para la subvención de los hospitales, que podría ser de RD$62,000,000.00.

Salud Pública tiene un presupuesto solicitado de RD$7000 millones de pesos, pero ya tiene información de que le bajaron a RD$6000 millones de pesos.

Compra de combustibles caros, alimentos que han aumentado en forma exhorbitante y el precio de los medicamentos, se han convertido en el principal enemigo de la salud de la gente que asiste a los centros de salud estatales.

“Claro que la situación de los hospitales se agrava como producto de la situación general que vive el país”, dijo tras insistir que los hospitales tienen el mismo dinero para comprar artículos mucho más caros.

Rodríguez Soldevila dijo que los hospitales también están destinando grandes cantidades de dinero a la compra de combustible, lo que hace más grave la situación de esos centros.

La mayoría de las plantas de los hospitales se han reventado y ha sido necesario cambiarlas, pero eso no resuelve el problema, porque los apagones continúan, insistió.

Numerosos hospitales tiene problemas con la subvención, ya que llevan de tres a cuatro meses sin recibir ese dinero. Uno de esos centros es la Unidad de Quemados.

[b]LAS LLUVIAS[/b]

El secretario de Salud también solicitó al Gobierno la entrega de recursos económicos para acudir en ayuda de las personas que han sido víctimas de las inundaciones en algunas zonas del Cibao, donde podrían desatarse algunas enfermedades si no se toman las medidas de lugar.

Tras el rescate de numerosos dominicanos quedará en el país el problema de las enfermedades que generalmente viene después de un proceso de inundaciones.

Entre esas enfermedades podría haber dengue, gastroenteritis, malaria y problemas de la piel. Se ha recomendado a la población que no tomen agua de los acueductos, que hiervan el agua.

[b]EL DENGUE[/b]

Con relación al dengue, enfermedad endémica que ha cobrado numerosas muertes, de las cuales el sistema admite sólo 72, el secretario dijo que la situación es delicada.

El secretario señaló que aunque Salud Pública tiene recursos humanos y estructuras para hacer el trabajo, carece de dinero para la prevención y el tratamiento.

“Para tratar el dengue se requieren recursos que nosotros no tenemos, pero cuando se celebraron los Juegos Panamericanos solicitamos cinco millones de pesos y sólo recibimos 2.5 que se agotaron en ese tiempo”, señaló.

El funcionario dijo que el problema en salud es de recursos económicos, hasta el punto que los hospitales de provincias tienen el crédito cerrado.