Sacar partido al rosa cuarzo y azul ‘serenity’

06_01_2016 HOY_MIERCOLES_060116_ ¡Vivir!4 C

Pantone, empresa fundada en 1962, es la creadora del  Pantone Matching System, un sistema de identificación, comparación y comunicación del color para las  artes gráficas. Su sistema de definición cromática es el más reconocido y utilizado por todo el mundo, al punto de que marcan la tendencia en estándares de color para definir moda, decoración […]

Pantone, empresa fundada en 1962, es la creadora del  Pantone Matching System, un sistema de identificación, comparación y comunicación del color para las  artes gráficas.

Su sistema de definición cromática es el más reconocido y utilizado por todo el mundo, al punto de que marcan la tendencia en estándares de color para definir moda, decoración de interiores y diseños gráficos desde el año 2000.

Para la elección de estos colores se basan en la situación política y económica del mundo, el momento del arte y la moda y el estado anímico mundial.

Los tonos pasteles habían ganado terreno hacía varios años; en un principio solo se guardaban para espacios infantiles, hoy son grandes protagonistas en la decoración.

Por primera vez en su historia se han escogido dos colores del año, y para este 2016 tenemos el rosa cuarzo y el azul ‘serenity’.

Según la casa Pantone, “el rosa cuarzo es persuasivo y a la misma vez delicado, transmite compasión y sentido de calma”, y “serenity es ligero y aireado como la extensión del cielo azul que está encima nuestro, trayéndonos sentimientos de respiro y relajación, aun en tiempos turbulentos”

Aunque parezca todo un reto incorporarlos a la decoración, podemos hacerlo sin miedo, pues ambos colores son lo suficientemente apropiados para trabajar paredes enteras, para acentos y complementos. Igualmente van muy bien en combinaciones para crear espacios renovados, limpios y frescos, composiciones elegantes y refinadas.

El rosa cuarzo puede ir con toda la  gama de los grises y blancos, inclusive azul marino. Pruebe combinarlo con complementos en metales como dorado o ese bronce (“copper”) que tanto se llevó en el 2015.

El ‘serenity’ puede ir con una paleta desde el beige, al crema y los marrones. Para una composición más fuerte, podemos combinarlo con morados o color vino. Para evitar una sensación muy fría, la madera es un punto de equilibrio con su calidez.

Para irlos llevando a casa poco a poco, empiece con toques de estos colores en cojines, lámparas, alfombras y complementos decorativos. Si luego de retirar los adornos navideños queremos algo nuevo en nuestra decoración, qué mejor que iniciar el año optando por las nuevas tendencias.

Si apuestas por una propuesta completamente actual, ambos colores, combinados entre sí, forman una ambiente sofisticado, romántico y diferente. Son neutros por lo que resulta fácil llevarlos hasta la atmósfera que queremos crear, con amarillos hacemos contraste, con blancos, ambientes más frescos y con los cremas algo más acogedor. En sus tonos simples evocan calma, compostura, belleza y equilibrio. Tal vez estamos todos necesitando un poco de esa serenidad en nuestro mundo.


COMENTARIOS