Sacerdote acusado muerte monaguillo dice es inocente

Exsacerdote a su salida del Segundo Juzgado de Instrucción SD

Pese a que había confesado a las autoridades haber dado muerte al adolescente Fernelis Carrión Saviñon porque este supuestamente lo extorsionaba, ayer, a 10 meses del hecho, el exsacerdote Elvin Taveras Durán se declaró inocente y dijo que era una víctima de la ambición de la madre del menor. Sus representantes informaron que solicitarán mil millones de pesos al arzobispado de Santo Domingo como reparación por los daños sufridos.
A su salida del tribunal, donde se conocería la audiencia preliminar por el crimen del que se le acusa, Taveras Durán expresó que le querían hacer daño.
El hecho ocurrió en agosto del año pasado en la casa curial de la parroquia Santa Cecilia, y según detalla el expediente acusatorio, toda la residencia se convirtió en escena del crimen, con sangre en pisos y paredes de la sala, así como en la habitación y el baño.
La nueva posición del exsacerdote hizo que reaccionara indignada la familia, que cuestionaba si no fue él mismo que contó lo que hizo y a dónde arrojó el cuerpo.
“El padre Elvin sabe lo que hizo”, dijo Víctor Saviñón, tío de la víctima.
Reprocharon que a estas alturas, nadie de la Iglesia Católica haya ido a su casa a pedir disculpas o darle apoyo a la familia.
La audiencia de ayer fue reenviada para 15 de junio, para que el acusado fuera asistido por un abogado.
Resarcimiento. Los representantes de la familia informaron que la indemnización que eventualmente reciban será distribuida en favor de instituciones que trabajan en la protección de la infancia y la adolescencia y el resto, en justa reparación de los daños causados a los familiares del occiso.