Sacerdotes califican de trágico y de muchas vicisitudes 2017

A1

Los sacerdotes Santiago Bautista y Juan Miguel Gutiérrez calificaron ayer el 2017 como un año trágico, dispendioso, de muchas vicisitudes y de pocas oportunidades, dejando a la sociedad en situaciones muy críticas y que merecen una urgente revisión.
En rueda de prensa, fray Bautista manifestó que la corrupción y la impunidad le tumbaron el pulso al Gobierno, por lo que es una enfermedad que está carcomiendo a la sociedad. Aseguró que ha sido el año de la anomia y las grietas sociales.
“La corrupción, como dice la doctrina social de la iglesia es una enfermedad moral que está carcomiendo la vida pública y económica de esta sociedad y que se ha declarado con metástasis”, expresó.
Sobre la situación política dominicana, Fray Bautista dijo que para la iglesia, la democracia es el régimen político más coherente con la dignidad de la persona y que los partidos políticos deben ser como escuelas de formación cívica y política.
“Los políticos dominicanos deben someterse a una profunda revisión y pedir perdón a la Carta Magna y al pueblo por sus actitudes mezquinas y perversas”.

De su lado, fray Gutiérrez dijo que está “jarto” de que traten al pueblo de esta manera, “en un país donde se distribuyen las cajas para la cena de Navidad, significa que el crecimiento económico es para algunos”.
Indicó que el crecimiento económico se lo tragó la corrupción y la impunidad, pero que en el 2018 continuarán reclamando sus derechos.
Invitó a la población a presentarse el 28 de enero a la 10:00 de la mañana frente al Palacio Nacional, “donde está la impunidad y la corrupción”.