¡Sala de Exposiciones de la Fundación Vega Real! ¡NUEVO ESPACIO DE PROYECCION PARA EL ARTE DOMINICANO!

17_11_2018 17-11-2018 areito Areíto8

“…las obras seleccionadas en esta exposición, son primordialmente factura del arte vegano y su justificación reside en el hecho de la natural identificación y vinculación de la Cooperativa Vega Real con los artistas veganos… La celebración del 36 aniversario de la Cooperativa Vega Real, coincide como pretexto propicio para abrir este proyecto expositivo, conmemorando no sólo una fecha puntual en la historia de la institución, sino también enarbolando un acicate para el desarrollo del arte nacional, aporte que por su carácter habrá de trascender el presente y seguramente enfocará nuevos criterios respecto de nuestro arte y nuestra marca de ciudad culta”… (Fernando Díaz Infante, 2018).

La relación entre Responsabilidad Social Empresaria (RSE) y Cultura se desdibuja en su cierta complejidad en razón de las múltiples y esquivas connotaciones de ambos términos. El mecenazgo como valioso instrumento para el desarrollo cultural y las expresiones culturales y artísticas como eje temático de la RSE, fueron algunos de principales temas analizados en el seminario “Responsabilidad Social Empresarial en la Cultura”, organizado por el MINC en la Sala Aída Cartagena Portalatín de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña y el apoyo de la Agencia de Cooperación Española (12-15.09/2017).

En la ocasión, Alejandro Abellán García de Diego, actual embajador de España en nuestro país; Abil Peralta Agüero (República Dominicana) y Carlos Santos Durán, viceministro de Desarrollo Institucional, enfatizaban en torno a la importancia de promover la relación entre los sectores público y privado en pos de un apoyo sostenido para el desarrollo de programas en áreas como música, teatro, artes visuales, industria editorial, literatura, artesanía y preservación del patrimonio cultural.
Expertos brillantes como Cristian Antoine (Chile); Víctor Guedes (Venezuela) y Lluís Bonet (España), subrayaban algunas prioridades como la necesidad de inversión en cultura y el justo reconocimiento de las expresiones culturales y artísticas como componente esencial de la RSE; el desarrollo de la interacción y el impulso de líneas institucionales que la asuman como “cultura” en materia de políticas públicas.
Sin embargo, con una inesperada y ejemplar puntería; una asertiva capacidad de respuesta y una reveladora toma de conciencia al decidir sobre esta importante cuestión institucional, nos sorprende recientemente el Lic. Yanio Concepción, actual presidente del Consejo Directivo de la Cooperativa Vega Real, al disponer la creación de la Escuela Cooperativa y la Fundación Vega Real, entidades cuyos principales objetivos se enfocan en promover y gestionar acciones que garanticen el aumento de la calidad de vida de la comunidad en lo social, educativo, económico, ambiental, cultural.
La apertura de la Escuela y la Fundación se registra a principios del mes de enero del año en curso en el marco de la celebración del 36 aniversario de la Cooperativa Vega Real. Su sede compartida se localiza en una remodelada edificación de la calle Mella, esquina Manuel Ubaldo Gómez, al lado de la oficina central de la CRV, detrás de la Catedral de la Inmaculada Concepción y justo en el centro urbano de la ciudad de La Vega.
Desatando un aluvión de nuevas expectativas y un notable entusiasmo entre los artistas y los distintos sectores de la comunidad vegana, la tarde del pasado martes 6 de noviembre, ha sido inaugurada la Sala de Exposiciones de la Fundación Vega Real, elegante espacio expositivo que definitivamente viene a fortalecer el proceso de socialización del producto artístico nacional y el mismo sistema cultural institucional de nuestro país.
Asombrosamente, con esta oportuna iniciativa, el Consejo Directivo de la CVR y el Lic. Yanio Concepción, se adelantan algunos pasos sobre la tan esperada “Ley de Mecenazgo” y sobre otros tantos especialistas y “visionarios” de la política, la economía, la planificación, las finanzas y la gestión cultural que aún no logran advertir ni asumir el hecho irrefutable de que, en República Dominicana, cerca del 5% del PIB se vincula a la cultura.
Los trabajos de remodelación de la sede de la Fundación Vega Real y el diseño de su Sala de Exposiciones, han estado a cargo del reconocido arquitecto y artista visual vegano Raúl T. Morilla, principal organizador de una atractiva y significativa muestra titulada “COLECCIÓN REAL”, compuesta por una selección de más de 40 obras pictóricas extraídas de la colección que durante los últimos años ha venido conformando la Cooperativa Vega Real.
Coordinada por Raúl Morilla y Cynthea Fernández; con museografía de Marcos Jorge; diseño de imagen de Mackornin Salcedo y las precisas notas críticas de Fernando Diaz Infante, la muestra admite un recorrido dialógico entre piezas y piezas que avanza desbordando en las paredes y a cada paso el arduo y fascinante relato del arte y los artistas veganos, destacando las obras de creadores que se formaron, emergieron, se establecieron, viven o que en alguna ocasión prosperaron desde la culta, olímpica, carnavalesca y prospera Concepción de La Vega.
La “COLECCIÓN REAL”, cristaliza el entusiasmo inicial de su conformación y delinea su corto trayecto, visibilizando la prueba esplendorosa de la entrega apasionada de un selecto y competente grupo de artistas veganos ya fogueados como Carlos Francisco Marte (Cayoya), Andrés Lantigua, Eneida Hernández, Arelis Rodríguez, Juan Valdez, Marcos Jorge, Raúl Morilla, Mackornin Salcedo, Eduardo Reinoso, Joaquín Cabral (+), Joaquín Collado y Roberto Abreu.

A través de sus imágenes, estos artistas plasman la Historia de una “grande y real pasión vegana” que es lo mismo decir de sus historias personales al mismo tiempo que sus imaginarios enriquecen un esplendoroso entrecruce con los universos simbólicos de otros reconocidos vinculados como Juan Bravo, Silvio Ávila, Luis Oviedo, Néstor César, Carlos Redman, Bernardo S. Cáceres y José Grullón. Entonces, el diálogo entre cada obra y los espectadores se torna más expansivo ante las infinitas posibilidades del reinicio del recorrido.

La vitalidad del cromatismo; los escenarios de la faena cotidiana, los signos culturales, la arquitectura, la memoria identitaria, la interracialidad, la mujer, la familia, las bucólicas estampas del paisaje cibaeño y la desbordada creatividad, resultan claves germinales y representativas de la colección corporativa de la CRV. Desde luego, la cualidad más notable de la colección, está cifrada en la voluntad temprana, visionaria, resuelta y ejemplar del Lic. Yanio Concepción y sus asesores al escoger piezas especiales y descubrir su incuestionable valor y la misma dignidad de sus resortes estéticos ante las miradas retadoras de los más exigentes curiosos, amantes y especialistas del arte dominicano contemporáneo.