Salarios justos y capital humano suman eficiencia

Desde la izquierda Manuel Corripio,

Para que las empresas puedan lograr eficiencia y competitividad en su gestión interna debe estar presente el binomio salarios justos y capital humano bien preparado.
Así lo consideró Antonio Taveras Guzmán, presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera y la Provinica Santo Domingo (AEIH), una de las entidades que organiza el Premio Nacional de la Calidad del Sector Privado.
“Yo pienso que todas las empresas que quieren elevar sus estándares de calidad deben entender esta situación.
“Usted no puede tener estándares de calidad sin un buen capital humano, con empleados que han dejado niños sin comer en la casa y no pueden cubrir sus necesidades básicas, eso no hay que discutirlo mucho, eso es así”.
Al ofrecer las declaraciones en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio destacó que en un esquema de hacer negocios tan competitivo y feroz esa realidad no se puede obviar.
Luis Sánchez Noble, expresidente de la AEIH, afirmó en ese mismo contexto que la capacitación de los empleados es el principal valor agregado de las empresas, porque es el personal que las hace más eficientes.
“La riqueza de los países no depende del petróleo o del oro, sino de la eficacia de su gente en términos educativos”, expresó.
Taveras también se refirió a otros aspectos que se convierten en trabas para alcanzar la eficiencia: retrasos burocráticos en el área gubernamental para conseguir determinados permisos, las deficiencias en el sistema eléctrico, la calidad del transporte y, sobre todo, la resistencia de muchos empresarios a entender que ya no compiten en un mercado interno.
El Premio a la Calidad. Este reconocimiento fue creado por la AEIH en 1992 para las empresas industriales; pero 20 años después se oficializó mediante un decreto presidencial que lo convirtió en el premio oficial de la República Dominicana para todo el sector privado.
El premio se entrega cada dos años, y el proceso de evaluación tiene una duración de nueve meses.
En la evaluación participan las empresas que así lo desean, y ganen o no se les entrega un informe sobre sus debilidades y fortalezas.
Este premio es importante porque el mundo de hoy es muy competitivo, y no se puede competir si las empresas no tienen determinados estándares de calidad, dijo Taveras.
Rolando Guzmán, quien presidió el jurado para la selección de las empresas ganadoras, consideró que el Premio a la Calidad es una de las iniciativas más importantes en términos de competitividad, productividad y calidad.
El proceso se inicia con un llamado a la participación de grandes, pequeñas y medianas empresas del área de servicios e industrial.
“Un equipo técnico las visita y las analiza sobre los procesos, la estructura y la gobernanza, y luego rinde un informe para la consideración del jurado.
“El jurado estuvo sorprendido por la calidad de las postulaciones, y las empresas galardonadas demuestran que hay un segmento altamente comprometido con la calidad, y que por lo tanto están en condiciones de competir en cualquier parte”.
Se premia, esencialmente, a las empresas que tienen altos niveles de calidad, medida a través del gobierno de la empresa, y que sea estable, participativo, que incorpore prácticas democráticas, que mantenga un buen ambiente laboral, dijo Guzmán.
De igual manera se evalúan los procesos internos en el contexto de determinados estándares internacionales, la relación con los clientes y en qué medida toman en cuenta sus opiniones y reclamos.
La estabilidad financiera de las empresas también es otro elemento que se analiza, afirmó Guzmán.
En la versión de este año entre las empresas ganadoras del Premio Nacional de la Calidad del Sector Privado se citan AES Dominicana, la Cooperativa Vega Real, la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos, así como ARS Humano.
AES Dominicana. Esta empresa de generación eléctrica obtuvo medalla de oro en la premiación. Su presidente, Edwin de los Santos, expresó que desde 2014 la empresa se trazó el objetivo de alcanzar el Premio Nacional de Calidad, no solo para conseguir el reconocimiento público, sino para poner a prueba su propia eficiencia.
“Como empresa hacemos mucho énfasis en la calidad de los procesos, porque hemos descubierto con el paso de los años que es la única forma que nos permite competir, más ahora en ambiente de cambio constante.
“Ojalá otras empresas se motiven a participar”.
Por otro lado, el director de Calidad y Excelencia de la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos, Otto Justo Kunhardt, explicó que la participación de esa entidad en la premiación fue muy gratificante porque quedaron de manifiesto los esfuerzos de la organización por alcanzar altos niveles de excelencia.
“Las oportunidades que tienen los que participan en este premio es que te organiza hacia lo que tu buscas en términos de la calidad y de la excelencia, sobre todo en el enfoque al cliente. “Pero hay otros pilares que impactan, como el enfoque al personal y a los resultados que se proyectan las empresas”.