Salcedo propone patronatos para los cementerios

POR LLENNIS JIMÉNEZ
El síndico Roberto Salcedo anunció ayer la conformación de un patronato integrado por personalidades para la vigilancia y modernización de los cementerios del Distrito Nacional que, entre otros aspectos, procuraría mantenerlos limpios, con luces, hacer un catastro y crear mecanismos para evitar las profanaciones.

Dijo que harán un operativo de pintura en los cementerios para unificar los colores de las tumbas.

Informó que también solicitará ayuda a la secretaría de las Fuerzas Armadas para incrementar la vigilancia en los cementerios y los mercados, para lo cual tendrá una reunión en la próxima semana con el almirante Sigfrido Pared Pérez.

En repuesta a un reportaje publicado por este diario el pasado domingo sobre el deterioro del Cementerio Nacional de la avenida Máximo Gómez y los saqueos a los tumbas, Salcedo aclaró que a pesar de los esfuerzos que hace el Ayuntamiento para mantener la limpieza y la seguridad, carece de agentes suficientes.

Indicó que el costo para la vigilancia de los camposantos es muy alto para el municipio debido a que están en capacidad de tener los 300 policías municipales que se requieren.

Informó que dispuso de una brigada permanente para el aseo del camposanto y que elevaron el número de policías municipales, pero que dada la cantidad de tierra y basura que su gestión encontró, el trabajo se tomará años terminarlo.

Afirmó que en el cementerio de la Máximo Gómez liberaron más de diez tumbas que estaban sepultadas bajo tierra por décadas.

Dijo que la población no se interesa mucho por el camposanto de la Máximo Gómez debido a que fue llenado, pero que la sindicatura le da mantenimiento porque entienden su valor histórico.

Señaló que los dueños de panteones reclaman su derecho cuando caducan los cinco años propiedad de los terrenos no usados, pero no colaboran con el cabildo en lo que tiene que ver con el mantenimiento de la limpieza.

Dijo que pavimentaron las calles del cementerio de la Máximo Gómez, le colocaron iluminación nueva y pintaron el lugar, incluso, las áreas periféricas.

Indicó asimismo, que repararon las calles del cementerio de Cristo Rey, lo iluminaron, limpiaron y lo dotaron de aceras. “Llegué a ir en horas de la noche a ver los trabajos”.

Precisó que han dispuesto brigadas permanentes, “pero sobre todo, en el Máximo Gómez. Hemos estado haciendo un trabajo que nos va a tomar todavía un año y pico, y es que cada día sacamos una cantidad de camiones de tierra que se va acumulando entre las tumbas”.

Deploró que las familias dejen a la municipalidad sus responsabilidad de cuidar la parte privada.

Manifestó que la mayoría de las personas compra los solares y se olvidan de los demás, amen de que no pagan impuestos al cabildo para el aseo. Dijo que la gente se resiste a pagar RD$200 por servicio de basura, más aún a aportar recursos para el cuidado de los cementerios. Precisó que las recaudaciones que perciben los cementerios no alcanzan para nada.

Salcedo dijo que los archivos y el control de los cementerio están contenidos en cuadernos por lo que piensan actualizar todos esos datos.

Expresó que él fue el primero que comenzó a tratar el problema de la profanación de tumbas, a través de su programa televisivo. Sin embargo, sostuvo que cuando en el cementerio falta la energía eléctrica, no puede controlar la situación.

“Pero si nosotros, a nivel de país estamos hablando de inseguridad, imagínese una Policía Municipal discreta, para dar a asistencia y seguridad a una área tan extensa, como la de los cementerios,” dijo.

Sobre la publicación de HOY acerca de que las áreas traseras del Cementerio de la Máximo Gómez están sucias de basura y tierra, como se evidenció en un recorrido por el área, a diferencia de las calles centrales, el síndico opinó que quizás esa apreciación se debió a que los redactores no estuvieron en toda la zona.

Luego afirmó que esa tierra la están sacando y que no la generan los empleados municipales, sino los zacatecas cuando realizan los enterramientos. “Esa tierra tiene décadas y décadas en el cementerio. Eso es lo que estamos limpiando. Eso es lo que a nos gustaría que se resaltara, esa labor persistente,” dijo.

Señaló que la tierra que está dentro de las tumbas la sacan con cubetas, por la falta de caminos y precisó que se trata de arduo trabajo que nunca se había hecho. “Hemos sacado más de cien camiones de tierra, pero el cementerio es muy grande”.

Para Salcedo, la inseguridad en los cementerios, especialmente en el de la Máximo Gómez, no se genera en el día, sino en horas de la noche, básicamente cuando se va la energía.

Manifestó que necesitarían por lo menos 100 hombres por cementerio para protegerlos.

Indicó que podrían alumbrar el cementerio colocando postes con bombilla en la pared de afuera, aunque el problema sería que las bandas lo rompan.


COMENTARIOS