Salud cierra fábrica queso y notifica a las que incumplen

P5

El Ministerio de Salud Pública informó ayer el cierre temporal de una fábrica de quesos en la región Este del país, la notificación sobre registro sanitario a tres queserías de la misma zona y a otras ocho les indicó que deben mejorar sus locales, ante la denuncia de que en el país existen unas 500 queserías ilegales.
El organismo estatal indicó que el cierre fue para la Quesería Papo, en Hato Mayor. La notificación de registro sanitario fue para las queserías El Duque, en el Seibo; y Calderón e Ismael en la provincia La Altagracia. Los nombres de las 8 en proceso de vigilancia no se dieron a conocer.
Salud Pública hizo el aviso a través de la Dirección General de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios (DIGEMA), que está a cargo de la doctora Karina Mena.
Esta semana el presidente de la Asociación de Comerciantes Mayoristas en Provisiones de Santo Domingo, Julián Antonio Parra, denunció la existencia de más de 500 fábricas informales de quesos, las que afirma, venden 35 mil libras de diversas clases de quesos cada mes sin cumplir los registros sanitarios.
Salud Pública, consultada por este diario, manifestó que aplica la ley con las queserías que operan fuera del marco de las regulaciones establecidas. Explicó que ha solicitado la colaboración de agencias del Gobierno y otras relacionadas con el desarrollo del sector lácteo, como los ministerios de Agricultura y de Industria y Comercio, el Consejo Nacional para el Fomento y desarrollo de la Industria Lechera (CONALECHE) y el Instituto Nacional De Protección de los Derechos del Consumido (Pro Consumidor).
DIGEMAPS informó que están enfocados en ejercer su rol regulador, mejorar las condiciones de los establecimientos transformadores de la leche, como condición indispensable para elaborar productos lácteos con calidad e inocuidad.


COMENTARIOS