Salud Preventiva: Situación epidemiológica de la difteria

Primera dosis, a los dos meses

A principios del siglo pasado, la difteria era la décima causa de muerte en el mundo, pero sufrió una drástica disminución en su incidencia desde el momento en que se introdujo la vacuna en las décadas de 1940 y 1950. En las poblaciones correctamente inmunizadas los casos son aislados y limitados a grupos familiares o comunitarios, pero en muchos países sigue siendo un problema de salud pública.
Los programas ampliados de inmunización de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han logrado una disminución contundente y sostenida de la incidencia de la enfermedad.
Es muy raro que ocurra por debajo de los 6 meses de edad, pues los hijos de madres inmunes tienen inmunidad adquirida de ellas vía transplacentaria; pasada esa edad, los niños en sentido general son el grupo más susceptible de enfermarse. Según el “Boletín de Actualización Epidemiológica” emitido por la OMS a finales de febrero de 2018, en Haití, el brote -que empezó a fines de 2014- acumula un total de 410 casos probables de difteria notificados hasta la semana epidemiológica (SE) número 6 de 2018, incluidas 75 muertes. Las tasas de letalidad vistas fueron de 22.3 % en 2015, 27 % en 2016 y 10.7 % en 2017 y 2018. En las primeras cuatro semanas epidemiológicas de 2018 se notificaron de 2 a 5 casos probables, similar a lo reportado en las últimas cuatro semanas de 2017.
Con relación a las características de los casos probables, se observó que las mujeres representaron 57 % del total de casos en 2015 y 60 % en 2017, mientras que en 2016 no se observaron diferencias por sexo y hasta la SE 6 de 2018 las mujeres representaban el 47 % del total de casos. El 64 % de los casos probables notificados entre 2017 y hasta la SE 4 de 2018 son menores de 10 años.

La inmunización contra la difteria empieza desde los 2 meses de vida, cuando se inicia una ronda de tres dosis con un intervalo de dos meses entre cada una. Luego se aplica otra dosis a los 18 meses y posteriormente entre los 4 y 6 años. Entre los 10 y 12 años se aplica un refuerzo que debe actualizarse cada 10 años durante toda la vida.


COMENTARIOS