San Cristóbal colapsa por las fuertes lluvias dejadas por onda tropical

5A_El País_11_3,p01

En diez horas de fuertes lluvias los daños han sido cuantiosos para la provincia de San Cristóbal, que ha sido de las más afectadas por las inundaciones.
Los remanentes de la onda tropical Beryl fueron los causantes de varios deslizamientos de tierra y derrumbes de viviendas, tramos carreteros colapsados, desbordamiento de ríos y cañadas, así como cientos de personas damnificadas.
En los barrios Moscú, Madre Vieja Norte, Barrio Nuevo, Jeringa, Las Flores, Los Molinas, Lechería, Zona Verde, Santes 1, 2 y 3, así como las calles Francisco del Rosario Sánchez y Juan Pablo Duarte fueron anegados por las aguas.
El alcalde de la provincia sureña, Nelson Guillén, dijo que se registraron aproximadamente 230 milímetros de agua durante diez horas consecutivas, “lo que originó que se quedaran cortos los diseños para el servicio de drenaje en la ciudad”, puntualizó.
Aseguró que desde el ayuntamiento se han iniciado los levantamientos en las zonas afectadas, para comenzar a mitigar los daños causados por las inundaciones. Informó que fueron habilitados varios centros para albergar a cientos de familias.
Haina. El municipio de Haina también fue afectado por el paso de la onda tropical Beryl, la cual inundó decenas de hogares en varias comunidades.
En la zona de Cabón unas tres viviendas colapsaron la madrugada de ayer, debido a un deslizamiento del terreno donde se encontraban ubicadas.
El director de la Defensa Civil, general Rafael Carrasco, informó que la zona es muy vulnerable a los derrumbes, por lo tanto, se han estado tomando las medidas de lugar para evitar otros daños.
“Hemos evacuado a los moradores de casas vecinas y a los residentes de la parte baja donde se produjo el deslizamiento”, agregó.
Mientras que Corporina de la Rosa, una de las propietarias de las casas colapsadas, pidió a las autoridades acudir en su auxilio, “porque lo he perdido todo, no tengo ni donde dormir”, expresó la atribulada señora.
Arroyo Itabo. Residentes en las cercanías del arroyo Itabo fueron sorprendidos a las 3:00 de la madrugada cuando el arroyo penetró a sus hogares dañando todas sus pertenencias.
Unas 60 viviendas fueron inundadas y sus residentes han tenido que ser evacuados hacia una iglesia de la comunidad.
La presidenta de la Junta de Vecinos, Katy Taveras, pidió a las autoridades acudir en auxilio de la comunidad, ya que los moradores del sector han perdido todas sus pertenencias.
Asimismo, pidieron cuanto antes la construcción de un muro de contención para evitar posibles tragedias.
El Túnel. Es otra de las comunidades anegadas por las fuertes lluvias, unas 400 casas terminaron completamente inundadas.
El alcalde del Distrito de Quita Sueño, Antonio Brito, llamó al Gobierno a acudir en auxilio de los residentes de El Tunel.
Dijo que junto a la Defensa Civil y los miembros de la Junta de Vecinos del sector se están haciendo los arreglos para que los afectados puedan tener un albergue.