“San Luis, un distrito que apuesta a la educación”

Entrevista al ingeniero Raúl Mañón García, alcalde de Junta Municipal San Luís, en la redacción del HOY. Foto/ Arismendy Lora
Entrevista al ingeniero Raúl Mañón García, alcalde de Junta Municipal San Luís, en la redacción del HOY. Foto/ Arismendy Lora

El director de la Junta Municipal de San Luis, en Santo Domingo Este, Raúl Mañón García, apuesta a la educación como base para desarrollar a ese territorio de 45.9 kilómetros cuadrados y más de 60 mil habitantes que hasta la primera gestión del entonces presidente Leonel Fernández, 1996-2000, vivía de la industria de la caña.
Con un presupuesto de apenas RD$108.5 millones al año, el ejecutivo municipal señala que cumple con los compromisos que asumió hace dos años de sacar del anonimato a esa localidad con educación.

Para Mañón García San Luis logró vencer el problema de recolección de los residuos sólidos, con una flotilla de camiones compactadores y abierto de 10 unidades, así como una agresiva campaña de educación a través de las escuelas, las iglesias y otros lugares.

Cita el respaldo que ofrece la Junta Municipal a cientos de estudiantes que asisten a los diferentes centros de formación técnico profesional, como el Instituto Técnico Superior Comunitario (ITSC) único en el país de tecnología de punta, 26 carreras y reconocido por las grandes potencias del mundo.
Además, cuenta con la Escuela Vocacional de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, la Academia Militar de la Fuerza Aérea Dominicana, pero al mismo tiempo con la Academia Militar del Ejército de la República Dominicana, el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) con varias escuelas, que entre todos ofrecen más de 80 carreras.

Precisa que la JM ofrece facilidades de transporte a los estudiantes, no solamente a los que asisten a los institutos mencionados, sino también a los universitarios, con 200 galones de combustibles semanalmente para los autobuses que los trasladan.

Para completar lo que considera su obra cumbre, logró que en la comunidad El Bonito se inicie en los próximos días “La Ciudad Educativa” un complejo que consta de una escuela primaria, un liceo y un politécnico, además de un Distrito Escolar.
Otras obras. Resalta el rescate y construcción de seis parques, entre ellos, el central, otro en San Isidro, uno en El Bonito, y un bulevar en el sector La Reforma, lo que aprovechó para invitar a la fiesta de llegada de la Navidad, el próximo día 30 en el primero.

Asimismo, destaca que el 27% del presupuesto de inversión de los RD$108.5 millones, se destina a obras del Presupuesto Participativo, como manda la Ley 176-07 del Distrito Nacional y los ayuntamientos, lo que repetirá para el próximo año.

Señala que mediante ese mecanismo fueron construidos aceras, contenes, badenes, puentes, filtrantes, rellenos en caliche, cambio de piso de tierra por cemento, y otras obras prioritarias que demandan los munícipes.

Sobre esa base, expone, está en proceso de pavimentación alrededor de ocho mil metros de calles en diferentes sectores.

Precisa que actualmente asfaltan las calles en el sector Las Casitas, un lugar que solo tenía pavimentada su vía principal, hace diez años.

Para hoy y mañana tiene programado el inicio de asfaltado de los sectores Establos I y II, para lo que ya sus calles están listas para ese proceso.

De igual modo, para la próxima semana llevará el asfalto a comunidades como Mojarra, Borojol, San Isidro y gran parte del Bonito, en vías que estaban en pésimas condiciones y que eran reclamos permanentes de sus moradores.
Valora el respaldo y la cooperación de juntas de desarrollo de San Isidro y El Bonito, dos comunidades que pertenecen a San Luis, ya que sin ellos la labor de la JM sería cuesta arriba.
Respaldo. Trabaja junto a esas entidades, para que los lugares mencionados tengan 24 horas de energía eléctrica, como en otros, y también trabaja para esos fines en el Distrito Municipal.

Informó que actualmente en la comunidad El Cabreto se construye una de las subestaciones más grandes del país, que lleva por nombre El Naranjo.

Recuerda que también en la comunidad El Naranjo, existe el más grande acueducto que abastece de agua al Gran Santo Domingo.
Considera que las obras señaladas son una demostración que San Luis es un Distrito Municipal que avanza, aunque lento, al reconocer que hasta finales de los 90 era una localidad cañera.
El desempleo. El director de San Luis estima que lograda la base de la educación, ahora ese Distrito Municipal necesita de la creación de fuentes de trabajo para cientos de jóvenes que salen de los institutos técnicos.
Admite que no hay oferta en el lugar para la demanda de los técnicos, por lo que apela al Gobierno central y al sector empresarial para que inviertan en la zona, y los muchachos no tengan que dedicarse al motoconcho como fuente de sustentación.

Expresa que solo hay que observar en horas de la mañana y en la tarde la cantidad de autobuses que salen a trabajar a parques de zonas francas de otros lugares y al Distrito Nacional porque no encuentran donde laborar en San Luis.

Lamenta que su solicitud a las autoridades para que abrieran una zona industrial en San Luis, sobre todo, por el vacío que dejó el cierre de los ingenios, no tuviera eco y el desempleo golpee de manera drástica a la comunidad.
Muy poco. Mañón García considera pírricos los recursos que reciben los gobiernos locales a través del Presupuesto General del Estado, del que no llega siquiera al 3%, a pesar de que la Ley 17-97 ordena el 10%, lo que provoca que estos se mantengan débiles frente a los munícipes.

Estima que con los pocos recursos que reciben los cabildos hacen de tripa corazón, porque además de cumplir con sus compromisos básicos, como el aseo urbano, deben asistir a las escuelas y los centros de salud, suministrando agua, bombas, mantenimiento y otras ayudas, a pesar de que dependen de carteras que reciben abundantes presupuestos.

Confía en que más temprano que tarde los gobiernos centrales se den cuenta que no habrá desarrollo nacional sin desarrollo local, por lo que urge más recursos económicos a los ayuntamientos para que estos sean más independientes y respondan a las necesidades de la gente.

Lamenta que entre los 392 gobiernos locales, entre municipios y distritos municipales, no reciban siquiera RD$18 mil millones al año, cuando una sola cartera triplica ese monto.