SANTIAGO CRUZ EMOTIVO Y ROMÁNTICO

CRUZ

Entre anécdotas de amor y desamor, Santiago Cruz transportó al público que lo acompañó la noche del sábado hasta ese lugar especial donde esconde sus poesías hechas canciones. Y eso lo logró con su “Tour Interplanetario”, que partió desde el Teatro la Fiesta del hotel Jaragua y con el que celebró el Día de las Madres.
En un teatro repleto, el colombiano mostró su lado más sensible y romántico a los presentes que se disfrutaron cada pieza, desde el inicio a las 9:32 de la noche, hasta el final a las 11:41.
Con sus temas “Regreso”, “Que siga el carnaval”, “Vida de mis vidas”, “No te necesito” y “Cuando regrese”, Santiago cautivó al público, no solo por sus canciones o la forma en que las interpretaba, sino también por una sencillez y un romanticismo que enamoró a más de una.
“Bienvenidos al Tour Interplanetario, segunda vuelta. Gracias por hacerlo posible, gracias por estar aquí esta noche, gracias por recibirnos con tanto cariño y tanta generosidad. Esperamos estar a la altura de ese cariño y esa generosidad. Mi nombre es Santiago Cruz y esta es mi música, gracias por estar aquí esta noche familia”, saludó el artista.
Con un atuendo desenfadado compuesto de una camisa de mangas cortas, blanca con palmas negras y un pantalón negro, Cruz brindó lo mejor de su repertorio y de su corazón, dejando en casa el habitual sombrero que siempre lo acompañaba en sus shows y luciendo más delgado que la última vez que vino al país.
Los cinco músicos que acompañaron al cantautor le siguieron los pasos en calidad, logrando la misma nitidez que se escucha en un CD.
El concierto del intérprete fue tan sencillo como él, una escenografía minimalista compuesta de pantallas gigantes que facilitaban la vista a los que se encontraban más alejados y un juego de luces que de vez en cuando cambiaba de color.
“Baja la guardia”, “Y si te quedas, qué”, “Cómo haces” y “En tus zapatos”, fueron de los temas más aplaudidos.
Uno de los momentos más especiales de la noche fue cuando subió a la escenario a María, una mujer que, en su proceso de superar el cáncer, escuchaba su tema “Contar hasta 3”, tema que le sirvió de aliento en sus días difíciles. Abrazándola, Santiago interpretó la canción robando los aplausos de todos.
Otro momento fue cuando el público dio todo su apoyo al cantante, quien interrumpió el concierto y pidió que encendieran las luces para disculparse, ya que un seguridad de una persona le llamó la atención porque la bandera que había puesto en el escenario se había caído y esa persona sintió que fue una falta de respeto.
“Quería salir a disculparme porque yo puse la bandera de República Dominicana aquí y en el calor del show la bandera se cayó”, explicó apenado, lo que enseguida se resolvió.