Santiago en seis años de Presidencia y dos de Alcaldía

12_02_2016 HOY_VIERNES_120216_ El País7 E

Acumulamos logros en materia de ordenamiento, higienización pública, educación, espacios verdes y movilidad urbana. Hoy, la ciudad de Santiago, su entorno metropolitano y regional, son mejores ejemplos de planificación y ejecución estratégica eficiente. También lo expresa el empleo y creación de empresas en el parque de la Corporación Zona Franca Santiago (CZSF), el éxito de CODEVI en Dajabón-Juana Méndez, y asimismo la producción bananera del Cibao con una activa protección estatal.
Sin embargo, en la recta final de este período presidencial y de alcaldía, es tiempo de relanzar el control de la corrupción y la transparencia. Los próximos acuerdos con el gobierno chino y sus empresas, debieran ser ejemplo de nitidez administrativa. El gobierno debe retomar las comisiones de veedores de la gestión pública. Es propio que Santiago se integre a observar como veedor, los esperados acuerdos mutuamente beneficiosos con China Continental.
Estamos satisfechos con la cantidad de 76 escuelas construidas en Santiago, con la reducción del analfabetismo y del abandono escolar a valores ínfimos; pero se requieren más programas de calidad educativa en matemáticas, redacción y pronunciación del idioma español. Igualmente suscribimos las inversiones en salud pública, pero se impone una gran campaña de disminución de la vergonzosa mortalidad infantil y materna.
No estaremos satisfechos con los escasos fondos dejados de transferir al Ayuntamiento de Santiago por el gobierno de al menos 6.8 mil millones de pesos. Peor, desde el 2016 hasta el 2018, el Ayuntamiento dejó de recibir 15,912 millones de pesos. Otro monto importante de inversión debiera realizarse con la contribución que Santiago hace al Producto Bruto Interno (PBI), monto que ronda por los 70,000 millones de dólares, de los cuales Santiago aporta alrededor de 12 mil millones de dólares.
Se requieren fondos nacionales e internacionales para ampliar el Puerto de Manzanillo, culminar el Jardín Botánico, asegurar la sostenibilidad del Parque Central y programar inversiones en movilidad urbana sostenible y transporte colectivo. El 2019 debiera ser declarado “Año de Modernización de los Puertos Dominicanos”, especialmente Manzanillo y Puerto Plata.
El gobierno debiera apoyar los 68 millones de dólares que el BID tiene disponibles para recuperar la cuenca urbana del Yaque.