Santiago vuelve a la normalidad después de las lluvias

SANTIAGO.-  Después de las fuertes y prolongadas  lluvias del pasado lunes causadas por la tormenta Beryl que inundaron calles y viviendas en el casco urbano y los barrios de las zonas vulnerables de esta ciudad, ayer todo volvió a la normalidad, según informó la Defensa Civil.   Manuel Díaz, residente en el sector Santa Lucía. Hoy/Fuente Externa 10/7/18
SANTIAGO.- Después de las fuertes y prolongadas lluvias del pasado lunes causadas por la tormenta Beryl que inundaron calles y viviendas en el casco urbano y los barrios de las zonas vulnerables de esta ciudad, ayer todo volvió a la normalidad, según informó la Defensa Civil. Manuel Díaz, residente en el sector Santa Lucía. Hoy/Fuente Externa 10/7/18

SANTIAGO.- Los barrios y las zonas vulnerables de Santiago volvieron ayer a la normalidad después que se inundaran el lunes pasado a causa de las fuertes y prolongadas lluvias que trajo consigo la tormenta Beryl.
Así lo informó el director provincial de la Defensa Civil, Francisco Arias, quien dijo que los aguaceros fueron intensos y anegaron decenas de casas en barrios como Cienfuegos, Savica, el Ingenio, La Gloria, Hoyo de Elías y la Hoya del Caimito. En algunas zonas, sin embargo, quedó algo de lodo.

En tanto importantes vías de esta ciudad, tales como las avenidas Circunvalación Sur, Estrella Sadhalá y 27 de Febrero, entre otras, resultaron las más afectadas por las lluvias. En esas áreas hubo un caos por los taponamientos.

Arias alertó a las familias que residen en lugares que suelen anegarse cuando llueve y dijo que trabaja en coordinación con las juntas de vecinos para que la población actúe en situaciones de emergencia. “Esas inundaciones fueron momentáneas, así como los entaponamientos en avenidas y calles por la gran cantidad de agua que cayó. Les exhortamos a la gente a que esté atenta al llamado de los organismos de socorro”.

Por su lado, el pastor y dirigente de Cienfuegos Pablo Ureña reiteró la denuncia del peligro que existe en la calle 50 esquina La Piña, del barrio Santa Lucía, donde algunas viviendas podrían derrumbarse.
En ese sentido, Manuel Díaz, residente en el lugar, hizo un llamado a las autoridades. “Hemos ido en comisiones al Ayuntamiento y de allá nos mandan a Coraasan y de aquí nos mandan para Salud Pública y esta nos envió a Obras Públicas, para dónde es que nos van a llevar”.


COMENTARIOS