Se acerca el final de los autos de combustión interna

A la tecnología eléctrica le espera un gran porvenir. Y pensar que hace pocos años los autos impulsados por energía eléctrica se veían como todo un tabú, y hablar de ellos era como hablar de un sueño imposible, algo que iba más allá de lo posible, sobre todo porque los autos impulsados a combustión dominaban el mercado automotriz a nivel mundial.
Luego salieron los motores híbridos que hicieron los autos menos contaminantes. Pero los diversos estudios sobre el medio ambiente arrojaron cifras negativas alarmantes sobre la contaminación del planeta y los grandes fabricantes decidieron que era hora de cuidar el ecosistema. Entonces el proyecto del auto eléctrico comenzó a tomar más importancia, y las principales marcas empezaron a fabricar sus propios modelos eléctricos haciendo uso de las tecnologías más avanzadas.
Fue así como surgió una genial idea en los deportes a motor, la creación del campeonato con monoplazas eléctricos de la Fórmula E. Hoy, este certamen es una referencia y muchas son las marcas que ya invirtieron en nuevos equipos. Esto simplemente denota que el final de aquellos motores impulsados por gasolina o diésel está cerca.

Hay países que ya están trabajando para poner fin a la era de los motores de combustión, invirtiendo grandes sumas de dinero en estudios y pruebas con la finalidad de adecuarse a los nuevos tiempos. En ese orden de ideas, algunos países ya han anunciado fechas en las que se prohibirán definitivamente los motores de combustión, dando como fecha límite el 2030 para prohibir definitivamente la venta de esos autos en estos territorios.

Noruega es el país que encabeza la iniciativa de adoptar solo autos eléctricos en su territorio. Los noruegos apuntan que para 2025 se prohibirá circular los autos de combustión interna. Esto tiene una razón, y es que ellos desde ya incentivan el desarrollo de estas tecnologías con una mayor infraestructura social y mayor preocupación para el medio ambiente.