Se ahorca joven médico deprimido

SANTIAGO.– Un joven médico e hijo de un empresario de esta ciudad, que presuntamente tenía días en estado depresivo, fue hallado ahorcado ayer en su residencia, informó la Policía.
Andrés Darío Guzmán Taveras, de 26 años, estomatólogo, era hijo del empresario Darío Guzmán, de quien trascendió es el propietario de la compañía Agente de Cambio Darío Guzmán.

De acuerdo con el informe, el cuerpo del joven fue encontrado por su padre en una habitación de la casa, atado al cuello con un cable de teléfono.
El hombre habría manifestado que su hijo estaba depresivo y tenía una cita médica prevista en el Hospital Metropolitano de Santiago, (Homs).
En cadáver fue entregado a sus familiares por la Policía Nacional.
Los suicidios han aumentado, según las estadísticas oficiales.