Se buscan ángeles: Patronato de Ciegos necesita recursos urgente para devolverle la vista a cientos de dominicanos

Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, con representantes del Patronato Nacional de Ciegos (PNC) la señora Alexandra Ventura Presidenta, él Wilfredo Mallen Vice-presidente y la señora Rita Espaillat de Valdez Secretaria de la Junta Directiva. Hoy/ Aracelis Mena
Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, con representantes del Patronato Nacional de Ciegos (PNC) la señora Alexandra Ventura Presidenta, él Wilfredo Mallen Vice-presidente y la señora Rita Espaillat de Valdez Secretaria de la Junta Directiva. Hoy/ Aracelis Mena Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, con representantes del Patronato Nacional de Ciegos (PNC) la señora Alexandra Ventura Presidenta, él Wilfredo Mallen Vice-presidente y la señora Rita Espaillat de Valdez Secretaria de la Junta Directiva. Hoy/ Aracelis Mena

El hecho de que una persona ciega recupere la vista no tiene precio. La posibilidad de desarrollar su vida con todas sus facultades e insertarse de manera activa y productiva en la sociedad es totalmente invaluable. Sin embargo, son cientos los dominicanos y las dominicanas con algún tipo de problemas de discapacidad visual a quienes el Patronato Nacional de Ciegos no puede ayudar por falta, por ejemplo, de 22 mil pesos, costo estimado de una operación de cataratas, una de las principales causas (reversibles) por las que muchos no videntes padecen esta condición.

Así lo informa Alexandra Ventura, presidenta de esta entidad que desde la década del 50 se dedica a extender una mano amiga, mediante la rehabilitación y la capacitación, a quienes han perdido algo tan fundamental como la vista.

Y es que, según informó al participar en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio,  la población de personas con discapacidad visual en el país ronda la cifra de 769 mil, cerca del 8% de la población, de los cuales, entre un 3.7 y un 4% ha perdido la vista en su totalidad.

Precisamente, sus estudios han determinado que de cada 100 personas ciegas en el país, 20 es por  causas reversibles como las cataratas, por lo que podrían recuperar la vista.

Pero, “no hay cama para tanta gente”. El presupuesto de esta entidad es tan limitado (sobre todo si se compara con otras que trabajan mucho menos) que los 18 millones que reciben al año no son suficientes ni siquiera para operar a la cantidad de personas que demanda estas cirugías.

“Nuestras listas de espera para este tipo de cirugía a veces llega hasta 196 personas ciegas, que en promedio duran hasta tres meses sin que tengamos el dinero para  poder costearle la operación”, explica.

Y es que el Patronato Nacional de Ciegos cubre el 100% de los servicios que ofrece porque han determinado que esta población es muy pobre y que carece de los recursos necesarios.

De hecho, tanto Alexandra como Wilfredo Mallen, vicepresidente del Patronato, y Rita Espaillat de Valdéz, secretaria de la Junta Directiva, quienes también participaron el Almuerzo Corripio, enfatizaron en la relación directa que hay entre ceguera y pobreza.

VIDEO: Personas ciegas son discriminadas en el mercado laboral

 

En este sentido, explicaron que, por ejemplo, en la zona Sur del país son muy frecuentes las altas tasas de ceguera. ¿Cómo se explica esto? Señalan que muchas veces por descuido, falta de atención médica y a veces hasta por acciones incorrectas como echarse agrio de naranja en los ojos.

Pero además, Ventura señala que hay también un factor genético, como es el caso de El Quemado de Barahona, zona donde se registró un alto índice de personas ciegas y estudios determinaron que había causas congénitas relacionadas a que en el pasado hubo familias que se casaban entre sí y eso provocó daños en la formación genética.

Autobuses urgentes. Otras de las carencias principales que tiene esta entidad es el déficit de vehículo. Y es que, aunque como señalamos anteriormente, el Patronato cubre el 100% de la rehabilitación y de las capacitaciones, por un lado, a veces los no videntes no tienen ni siquiera el dinero del pasaje, y, por el otro se exponen a muchos accidentes al transitar por las calles de las ciudades debido al manejo temerario de algunos conductores y a no contar con semáforos sonoros, por ejemplo.

“Necesitamos un autobus en Santiago y otro en Barahona. Ahora mismo sólo disponemos de uno en Santo Domingo”, explica Alexandra.

VIDEO: La ciudad de Santo Domingo no es amigable para las personas ciegas

Conviértete en ángel. Es por eso, que aprovecharon su visita al Grupo de Medios Corripio para enfatizar la necesidad de que el público se conmueva y le colabore. ¿Cómo ayudar? Las vías son diversas: puede realizar donaciones de lo que usted pueda a la cuenta número 54253354 del Banco Popular, a nombre del Patronato, asistir a sus eventos de recaudación de fondos como la Tarde de Primavera Santo Domingo  (la próxima es el martes 10 y las boletas cuestan 2 mil pesos  ) y la Tarde de Té Santiago y donar su trabajo integrándose al voluntariado.

En el caso del Estado, el Patronato agradece que este año Salud Pública le aumentó el presupuesto de 8 millones a 12 (cuatro millones más), pero en realidad aún necesita mucho más porque su presupuesto base es de 28 millones (y sólo reciben 18) y el ideal de 40 millones.

También pide acciones tan sencillas como que el Ministerio de Obras Públicas atienda la solicitud que le han hecho y que ponga, por lo menos, un semáforo sonoro cerca de la sede del Patronato, en la Feria, porque ahí es que entrenan a los no videntes para que crucen las calles, sin embargo corren riesgo por la alta velocidad de las guaguas “voladoras” de la zona. Explican que se conforman hasta con un reductor de velocidad.

“Con más recursos podríamos llegar a una población más amplia, extender nuestros programas y servicios y así reducir la cantidad de personas ciegas en República Dominicana”, dice Alexandra. Una causa que definitivamente merece el apoyo de todos y todas. ¿Te animas a colaborar?

 

 


COMENTARIOS