¡SEGUNDO GOLPE!

A1

Los Golden State Warriors, con nueve triples de Stephen Curry, derrotaron ayer domingo 122-103 a los Cleveland Cavaliers en el Oracle Arena, en Oakland, y pusieron el 2-0 en la final de la NBA.
Curry, con 9 de 17 desde esa distancia, le arrebató a Ray Allen el récord de triples en un solo partido en la historia de las finales y acabó con 33 puntos para neutralizar los 29 tantos, 13 asistencias y 9 rebotes de LeBron James, que coqueteó con el triple-doble luego de sellar 51, ocho y ocho en el primer juego.
Kevin Durant y Klay Thompson lo acompañaron con 26 y 20 respectivamente.
El esfuerzo del ‘Rey’, que sucedió a Michael Jordan en 1993 como los únicos jugadores en los últimos 25 años en superar los 50 tantos en la última instancia de la competición, no sirvió para arañar ninguna victoria del Oracle Arena, que vivió un segundo triunfo consecutivo de los suyos.
Cleveland venía de perder 114-124 en la prórroga luego de una última acción que pasó a la historia, cuando J.R. Smith capturó un rebote ofensivo con el marcador igualado en los compases finales y, en vez de lanzar a canasta, retrocedió hasta la mitad de la pista, agotando el tiempo.


COMENTARIOS