Selman dice empresas deben disminuir costos no salariales

Los altos costos para contratar a los empleados fomenta el sector informal

El economista Ernesto Selman afirmó que no apoya que se depriman los salarios y se acorte la cesantía de los trabajadores, pero entiende que las empresas deben disminuir sus costos no salariales para mejorar su competitividad y poder pagar más al trabajador.
Asimismo favoreció que se cree un seguro de desempleo en vez de entregar un salario por cada año trabajado cuando se despida a un trabajador y que al empleado cancelado se le pague un salario al mes hasta un máximo de cinco meses o hasta que consiga otro empleo.
“No he dicho que se elimine la cesantía, sino que se cree un seguro de cesantía, financiado por el sector empleador”, planteó.
El vicepresidente del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES) expresó que en el país hay que buscar soluciones que contribuyan a subir los ingresos de los asalariados y que incidan en un impulso de los sectores productivos.
Selman había planteado que factores institucionales y de altos costos de la economía, que inciden negativamente sobre la competitividad, afectan la mayor disponibilidad de emprendimientos productivos que puedan emplear más trabajadores y que “esos mismos factores, que encarecen operar dentro de la legalidad, obligan a empleados y empleadores a realizar transacciones fuera de la formalidad”.
Estimó que en las empresas hay costos que no son salariales, que encarecen significativamente las operaciones, los cuales estima que deben ser eliminados y crear mecanismos que los disminuyan sin afectar al trabajador.
Citó entre los costos laborales no salariales que inciden sobre el mercado laboral dominicano el pago por parte de las empresas de cesantía, preaviso, plan de pensiones, seguro familiar de salud, seguro de riesgos laborales, cuota al instituto de Formación Técnico Profesional (Infotep), vacaciones, regalía pascual y bonos en base a beneficios, entre otros factores fuera del salario mensual.
Sostuvo que la actual estructura del mercado laboral dominicano favorece el empleo en el mercado informal.
Puso como ejemplo que mientras una empresa informal paga a sus trabajadores unos RD$85 al día, la formal paga RD$110, más otros beneficios.
En tanto que en el sector informal, además del bajo salario que se paga al trabajador, está el hecho de que no reciben los beneficios de la seguridad social, inclusive el seguro médico y planes de pensiones.
“Si las empresas dominicanas no tuvieran esos costos tan altos, los salarios serían serían mayores”, indicó el economista al referirse a los diversos costos generados por cesantías y otros relacionados con la mano de obra.
Selman manifestó además que al fomentar la informalidad a través de una estructura laboral que encarecen los costos de emplear a una persona, se promueve la informalidad y se desincentiva la inversión privada.


COMENTARIOS