Selman y Suárez citan principales retos para 2018

023

El vicepresidente ejecutivo del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), Ernesto Selman, consideró ayer que los principales retos del país para el 2018 son del área fiscal y de seguridad jurídica y ciudadana.
Para el economista Nelson Suárez los desafíos más importantes para el próximo año son tres: mantener los actuales niveles de crecimiento y estabilidad macroeconómica en un contexto de redistribución y equidad; fortalecer la competitividad y la capacidad exportadora de la economía, y mantener y consolidar el flujo de inversión extranjera.
Precisó que el primer reto tiene a su favor el hecho de que la economía mundial muestra signos positivos de recuperación, lo que refuerza las perspectivas de un crecimiento de alrededor de 3% en 2018.
Consideró que el país debe aumentar la capacidad exportadora de la economía, al margen de las exportaciones de oro que aparecen como la tabla de salvación.
“Todo parece indicar que hemos llegado a un punto en el que se deben activar mecanismos de ajustes en los niveles de endeudamiento público, no tanto por su coeficiente deuda/PIB, sino por la alta gravitación del servicio de la deuda sobre el Presupuesto General del Estado”, dijo.
En tanto Selman entiende que el sector eléctrico seguirá siendo un reto para mejorar su desempeño, debido a que las distribuidoras seguirán perdiendo una parte de la energía y al aumento del precio del petróleo.
Resaltó que los presupuestos del país se siguen aprobando con déficit, lo cual requerirá mayor deuda y, por tanto, el Gobierno mantiene la misma tendencia de asumir más gastos que ingresos y seguir endeudándose.
Cree que con la reforma tributaria en Estados Unidos habrá un cambio fundamental en hacer negocios en ese país.
Criticó que en el presupuesto complementario le hayan quitado todos los recursos que le transferirían al Banco Central, lo que significa que la deuda de ese organismo crecerá más rápido.
Dijo que no ve un ánimo de hacer Pacto Fiscal, porque eso comprometería al Gobierno a sanear las finanzas públicas y limitar el gasto público.