Serenata de Lucho Gatica a Clara León Asensio-1957

Ubi Rivas.

En su artículo del día 10 de este mes en Listín Diario, el avezado y excelente comunicador y eximio presentador de espectáculos Ellis Pérez, patrimonio cultural viviente del país, persona a quien manifiesto un nunca escondido aprecio y admiración, reseñó la serenata de Lucho Gatica a la entonces señorita Clara León Asensio, a instancias de su entonces novio y luego consorte Osvaldo Brugal Limardo en 1957.
Ese año marca mi inicio en el envarado e incomprendido mundo de la comunicación en La Información, escribiendo una columna deportiva, porque en esos años era peliagudo escribir de política, con la venia de mi siempre recordado y apreciado talentoso y valiente periodista Luis Enrique Franco Anido, subdirector del gran diario santiaguense, siendo Luis Franco Olavarrieta director y fundador en 1916.
Ese año Lucho Gatica, mi siempre bolerista por excelencia, actuó en el hotel Matum, y antes de actuar la primer noche, pacté entrevistarlo, subiendo a su habitación para el propósito, entrevista que Enriquito Franco, en un Lucho Gatica bisoño, tildó de intrascendente, y archivó.
A Clara León Asensio la he visto una sola vez en mi vida, y fue un encuentro tumultuoso en el Santiago Tennis Club, hace 60 años, y en ese luengo trayecto, le ruego perdón, aunque comprendo que pedir perdón es infructuoso, por tres experiencias negativas, inclusive una a alguien muy cercano a Clara.
La feliz iniciativa de Osvaldo de llevarle a Clara una serenata con Lucho Gatica, conforme apunta Ellis, derivó en una fructífera y dilatada unión, premiada con varios vástagos.
Siempre sostengo el proyecto de escribir una breve obra de consulta sobre la historia del bolero, sus principales compositores y vocalistas, luego de concluir la historia de Santiago este mes, y mis memorias, que inicié.


COMENTARIOS