Siempre hay más de lo que se sabe

Freddy Matos.

Deja de recordar que me gustas, porque el que lo pienses me limita aún más de lo que estoy. No crees un nunca, pues dicha palabra no existe en significado práctico, solo en letras en conjunto. Ocupa un lugar en el mundo de las sílabas unidas, como el capricho del que eres protagonista ocupa un lugar inevitable de evadir. Como la Luna opaca a algo más brillante, el Sol, he dejado en ocasiones que el interés superficial tape el potencial de crecimiento interno al que tanto le tengo ganas de impulsar, pero que siempre algo lo consigue frenar.

Uno que otro dilema de vida se atraviesa en el camino, y antes de metafóricamente referirse a estos como una piedra en el camino, lo describiría como un abismo en el medio del recorrido. Extenso y profundo, pero frente a las capacidades y destrezas fomentadas por el pasado, es como un charco de líquido sucio; solo si me adentro en él me afectará. No es fácil, pero puedo controlarlo. No es un capricho superficial, pero así he de verlo. Así he de tomarlo, pues el darle mucha importancia a algo tan inestable puede ocasionar desdicha, pérdidas en vez de generar ganancias. Pero, ¿qué impulsa al empresario a firmar un contrato de esa índole? Apártate de la suerte, pues no es objetiva. Deslígate de los sentimientos apasionados, pues son uno de los primeros pasos para crear un sufrimiento en potencia al acecho. Despréndete del necesitar del otro; ayúdate tú antes de pedir a otro que te ayude.

Como en los negocios hay que analizar las inversiones peligrosas, en la vida hay que pensar para no tomar decisiones impulsivas. Cada respuesta le prevé un estímulo, pero no cada estímulo conlleva una respuesta (externa). Hay quienes guardan y callan, hay quienes expresan y hablan. Hay quienes mienten u ocultan, hay quienes fingen una realidad que anhelan.

Ser complejo es algo más que sólo ser diferente. ¡Sé complejo! Entretente lo suficiente para no caer en el entretenimiento de seguir a los demás. Dedícate a ti, luego, si te sientes de tal forma, dedícate también a otro. Puede haber un número uno en tu vida, pero el cero siempre debes ser tú. El centro entre lo positivo y lo negativo.

No me limites, ya estoy suficientemente limitado por las circunstancias en sí. Saciar un capricho puede ser como pequeño trozo de dulce para tu cuerpo: No es mucho, y en proporciones relativas tal vez insuficiente o innecesario, pero para cuando no hay azúcar en tu sistema, es lo que se necesita. Puedes ver todo sencillo o complicado, y tú simplemente eres compleja. No me restas en tu vida, pero siento que me has repelido en base a un bien que crees real, que, en realidad sí me has restado. No me has alejado, pero la distancia es la palabra que menos se pudiese utilizar en el contexto que me estoy queriendo expresar. Tal vez estas en lo correcto, pero no para este tiempo. No todo debe basarse en las futuras buenas intenciones. Existe el ocio, el morbo, la curiosidad y el libre albedrío. Todas disponibles para justificar cualquier acción, esto si crees tener que justificarte. Nada es obligatorio, pero hay cosas que hay que hacerlas. Permítete sentir; siente intensamente. Hay miedo que bloqueamos y otros los dejamos afectarnos, asi que date cuenta que puedes sentir más de lo que normalmente sientes si no te dejas predisponer por tu mente.

La vida no crea sufrimiento; la vida es y sólo esto: está. Sufrimos por lo que percibimos de la misma. La vida no hace nada personal; no tiene tiempo para sacar y descargarse con nosotros. Todo puede pasar, pero no todo pasa. Mucho puedes intentar, pero eso no garantiza nada. No intentes entrar en el agua y salir seco. Cada causa con su consecuencia; se afronta y luego se entierra.

La subjetividad es peligrosa, pues es una fina forma de llamarle a tus propios pensamientos e intereses. ¿Sabes o crees saber? Si sabes que crees que sabes te evitas muchos pensamientos. Sin embargo, el creer saber no es más que generar situaciones irreales conscientemente; soñar despierto. Recuerda que los sueños son mensajes que has de descodificar, y si te dedicas a descodificar lo que tú mismo has puesto clave, te adentrarás en una odisea sin sentido. Resolverás conflictos que tú te has creado. Acepta el tiempo, pues ceder es la única opción que tenemos frente a este. No debemos detenernos por mucho, al menos que no te importe el hecho de que mientras no avanzas, te atrasas.

No perder, es ya ganar, y en esta vida nada nos pertenece, simplemente las poseemos durante un tiempo, así que no dejes que la tristeza o desilusión te acompañe por mucho tiempo; de ser así, abrázala tan fuerte que se asfixie y se recoja por sí misma.

Cree en el desliz y vive tu vida, que nada es tan corto como ella. No descartes lo que desconoces, y no creas conocer de más. El alto ego es una característica en común de los grandes que caen o son destituidos.


COMENTARIOS