Sindicatos trabajan propuesta para reformar Seguridad Social

El presidente del CNUS, Rafael (Pepe) Abreu durante su ponencia

Los directivos de las tres principales centrales sindicales del país expresaron ayer que trabajan en una propuesta para que se reforme la ley 87-01 sobre Seguridad Social, ya que la misma es discriminatoria, y en cuestión de la salud todas las personas, sin importar la clase social, deben tener el mismo derecho.
El presidente de la Confederación Nacional de la Unidad Sindical (CNUS), Rafael (Pepe) Abreu, explicó que de no modificarla, la administradoras de riesgos de salud del país continuarán ganándose 40 mil millones de pesos de los servicios que se dejan de prestar a los afiliados al sistema de salud.
“Llegó la hora de hacer la reforma correspondiente a esta ley, no podemos esperar que el Gobierno tome la iniciativa de modificar esa ley, siempre el pulso le ha sido doblado por los empresarios a este y a otros Gobiernos. Los empresarios no lo van a hacer porque son beneficiarios de esta ley y quieren que la dejemos igual. Ustedes sólo los oyen hablar y presionando por la modificación del Código Laboral”, expresó.
Al participar en el taller “Por un Sistema de Seguridad Social Inclusivo, Solidario y Universal”, Abréu detalló que la salud aquí es altamente discriminatoria, al punto de que hay cuatro categorías: los que tienen el plan básico, el complementario, los del régimen subsidiado y los que no tienen nada.
“El rico, clase media y el pobre deben tener el mismo derecho y la misma cobertura, quizás puede haber diferencia en la habitación donde lo van a intervenir, pero en el tratamiento médico y los suplementos que necesita no debe haber discriminación y en esta ley existe, por eso las confederaciones tienen que luchar por una modificación que iguale la salud y el servicio”, precisó.

CASC. De su lado, el secretario general de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), Gabriel del Río, dijo que los sindicalistas están comprometidos a buscar las posibilidades reales de la aplicación de la ley 87-01 y lograr una mejoría para todos los trabajadores, incluyendo los informales.
Señaló que más del 57% de los trabajadores son informales, quienes no logran acceder a la seguridad social, y siendo esta la población que más necesita de los aportes del Estado. “Estamos en este encuentro para buscar las verdaderas acciones que nos permitan mejorar las condiciones de los trabajadores, y darle la aplicación correcta”.