Soluciones rápidas para la cena

17_03_2017 HOY_VIERNES_170317_ ¡Vivir!7 C

Luego de un largo día de trabajo -ya sea en la casa o fuera de ella- resulta estresante ponerse a idear qué se degustará en la cena, y peor aún, tardarse demasiado tiempo en la cocina.
Contar con un menú sencillo le ayudará a reducir el tiempo que tendrá que pasar en la cocina luego de un día de afanes, pero sin descuidar la buena alimentación de los suyos.
Para solucionar tal situación, usted puede crear un menú cada semana, donde incluya diversas recetas para mantener una alimentación balanceada, procurando incluir alimentos que cubran las necesidades nutricionales de su familia.
Además, esta planificación le quitará el deseo de consumir comida rápida, el cual llega por el cansancio y la falta de deseo o fuerza para ponerse a cocinar.
Las recetas propuestas en esta edición son sencillas y prácticas, por lo que no demandarán mucho tiempo.

Recetas
Tostadas con queso y espinaca

1/2 taza de espinacas
1/4 taza de queso rallado ocho cucharadas
2 cucharadas de crema de leche
8 rebanadas de pan integral
1 cucharada de mantequilla
Preparación. Limpiar las espinacas y cocinarlas ligeramente al vapor. Una vez cocinadas, escurrir y colocar en una cacerola junto con la crema de leche, el queso, la sal, la pimienta, cocinar durante algunos minutos. Mientras, tostar las rebanadas de pan y colocar sobre cada una de ellas una porción de las espinacas preparadas en el paso anterior. Culminar las tostadas con queso rallado y gratinar en horno fuerte.

Ensalada de pollo rápida

1 pechuga de pollo
3 zanahorias cocidas
3 papas medianas cocidas
1/4 lechuga picada
1/2 taza de guisantes
2 cucharadas de mayonesa
4 cucharadas de crema
Pizca sal y pimienta
Preparación. Cocer la pechuga con cebolla y sal y desmenuzarla. Picar en cuadritos la zanahoria y la papa ya cocidas. Picar finamente la lechuga. Juntar todo en un refractario agregar los guisantes, la mayonesa, la crema, sal y pimienta. Revolver y refrigerar hasta el momento de servir.

Rollos de jamón con aguacate

1 aguacate
1/2 taza de jamón serrano
3 cucharadas de mayonesa
1 ramito de perejil
1 pizca de pimienta
2 pimientos verdes
1 pizca de sal
2 tallos de apio
3 tomates
2 limones
Preparación. Poner agua abundante en una olla. Cuando rompa a hervir, escaldar el pimiento y el apio. Cortar el apio, el tomate y quitar las semillas al pimiento. Por otro lado, pelar el aguacate, sacar la carne del mismo y rociar con un chorro de zumo de limón. Después, mezclar en un bol el aguacate, el tomate, el pimiento, el apio, la mayonesa y salpimentar hasta que quede una pasta homogénea. Luego poner un poco de esa pasta en cada loncha de jamón y enrollar, atravesándola después con un palillo.

Ensalada de quínoa

2 tazas de quínoa cocida
2 tazas de agua caliente
2 tazas de garbanzos precocidos
2 tomates picados
1 cebolla morada
1 pepino grande picado
1/2 taza de perejil picado fresco
1/2 taza de aceitunas negras picadas
Preparación. Medir una taza de quínoa y colocarla en un colador fino. Luego colocarla bajo la llave de agua fría para lavarla. Revolver con tu mano y lavarla durante dos minutos. Luego, dejar que escurra el agua. Colocar en una olla una taza de quínoa por dos tazas de agua y dejar que hierva. Bajar el fuego al mínimo y cocinar tapado por 15 minutos. Apagar el fuego y dejar reposar la quínoa cinco minutos. Luego separar, revolver suavemente con el tenedor y ya está lista para servir.

Pollo con limón y orégano al estilo mediterráneo

6 piernas o pechugas de pollo
1 limón
2 cucharaditas de orégano seco
3 dientes de ajo picados
1 cucharada de aceite de oliva
1/4 de cucharadita de sal
1/4 de cucharadita de pimienta negra
Preparación. Precalentar el horno a 220°C (fuerte). Separar una fuente para horno. En un bol, rallar la cáscara de medio limón y exprimir todo el jugo. Agregar el orégano, el ajo, el aceite, la sal y la pimienta. Revolver bien hasta que se integre. Retirar la piel al pollo y descartar. Untar las piezas de pollo con la mezcla de limón y ponerlos en la fuente con el lado del hueso hacia arriba. Cubrir con papel aluminio y llevar al horno durante 20 minutos. Dar vuelta el pollo y rociarlo con los jugos. Bajar la temperatura a 200°C y cocinar durante unos 30 minutos más destapado. Rociar el pollo con los jugos cada 10 minutos para evitar que se seque. Servir el pollo con su jugo.


COMENTARIOS