Someten encargado restaurante trató de “sobornar” a con RD$100 mil inspectores ProConsumidor

Doctora Anina Del Castillo
Doctora Anina Del Castillo

El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (ProConsumidor) sometió penalmente al representante de un restaurante por tentativa de soborno a sus inspectores.

Indicó que se trata del restaurante Pica Pollo Rico, ubicado en el kilómetro 9 de la autopista Duarte, cuyas operaciones eran inspeccionadas encontrándose contaminación cruzada, carencia de agua potable, manejo inadecuado de los alimentos, condiciones higiénicas inadecuadas, plagas y químicos contaminando los alimentos, entre otras irregularidades que generan riesgos a los consumidores.

Precisó que antes de culminar con la inspección, el encargado del establecimiento comercial presuntamente procedió a ofrecer a uno de los inspectores de Pro Consumidor el monto de cien mil pesos y, ante su negativa de aceptarlo, procedió a repetir la acción con los demás inspectores para lograr que tergiversaran la información que estaban consignando en el acta de inspección.

Señaló que todos los inspectores de Pro Consumidor “se negaron a aceptar el soborno ofertado de manera reiterada” y, por el contrario, procedieron a evidenciar en el Acta de Inspección, dicha incidencia como intento de soborno, “cumpliendo con su deber profesional y moral”.

Anina Del Castillo, titular de Pro Consumidor, sostuvo que interpuso la querella penal para promover que sea castigado el representante de este establecimiento “o cualquier otro que pretenda obstaculizar con acciones dolosas la labor de la institución en beneficio de la ciudadanía”.

Agregó que el cuerpo de inspección de la entidad cumple una labor transparente derivado de un proceso de acreditación, bajo la norma ISO 17020 y del uso de modernas tecnologías que acompaña dichas inspecciones.

La su tentativa de soborno a un servidor público en funciones, está tipificada en el artículo 179 del Código Penal Dominicano y conlleva sanciones económicas e incluso encarcelamiento que no podrá ser inferior a 6 meses hasta 5 años.