Surge conflicto entre mayoristas y minoristas de combustibles

conficto

Un conflicto ha surgido en el sector comercializador de combustibles con la entrada de la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolinas (Anadegas) como mayorista, en adición a su condición de minorista.

De acuerdo al contenido de un documento al que ha tenido acceso este diario, el sector mayorista ha advertido que esto crearía un desorden en el mercado y han pedido la urgente atención del gobierno para evitar que la situación empeore.

Atribuyen el problema a la incursión supuestamente irregular de los detallistas de combustibles en el sector distribuidor mayorista, en un doble rol que crea una competencia desleal en el mercado.

Quienes objetan la intervención de Anadegas en este doble rol se quejan también de que está incurriendo en la violación de derechos de marca y propiedad intelectual, toda vez que el sector detallista-empresario ha estado operando bajo la franquicia de dos compañías mayoristas desde las cuales comercializa los combustibles de cualquier marca.

Sostienen que el problema se genera en 2008 cuando Anadegas comenzó a operar como distribuidor mayorista, siendo a la vez detallista, bajo la franquicia de una compañía sin estar en condiciones ni cumplir con los requisitos que acuerda la ley.

Afirman que esa licencia fue obtenida de manera irregular después que Anadegas hizo una serie de paros en la venta en sus estaciones afiliadas, lo que afirman obligó al gobierno a tomar “la funesta decisión de otorgarle el permiso de distribuidor mayorista sin cumplir los requisitos que exige la ley”.

“Desde ese momento comenzaron a violentarse una serie de leyes y reglamentos, que hasta el 2008 se habían respetado, dando como resultado el desorden mayúsculo que impera actualmente en el mercado de los combustibles”, se indica en un documento.

Explicaron que esas supuestas violaciones lesionan la buena imagen y desenvolvimiento de las actividades comerciales del sector.


COMENTARIOS