T-Mobile y Sprint cesan negociaciones para una posible fusión empresas

A1

Dos de las operadoras más grandes de telefonía móvil de Estados Unidos, T-Mobile y Sprint, cesaron las negociaciones que mantenían desde hacía semanas para una posible fusión, según publicó ayer The Wall Street Journal.
T-Mobile, filial del grupo alemán Deutsche Telekom, y Sprint, controlada por el grupo japonés SoftBank, son la tercera y la cuarta fuerza en servicios inalámbricos del país por detrás de Verizon y AT&T, y su unión habría abarcado a más de 100 millones de clientes.
Directivos de Sprint y Deutsche Telekom se reunieron en Tokio este pasado fin de semana para abordar el marco que regiría la potencial combinación de compañías, pero no llegaron a un acuerdo y decidieron cesar la negociación, según indicaron las empresas en sendos comunicados.
El presidente y consejero delegado de T-Mobile en Estados Unidos, John Legere, escribió el pasado sábado en su cuenta de Twitter que las firmas habían finalizado “conjuntamente” las conversaciones para abordar “la compra de Sprint”. “La perspectiva de combinarnos con Sprint ha sido atractiva por una variedad de razones, incluyendo el potencial para crear beneficios significativos para los clientes y valor para los accionistas”, explicó en un comunicado.
El consejero delegado de Sprint, Marcelo Claure, reconoció los beneficios que habría conllevado esa operación en la que Deutsche Telekom habría tenido un control total, según el diario neoyorquino (WSJ), que apunta a que el presidente de la firma, Masayoshi Son, no estaba de acuerdo con ceder totalmente ese control.


COMENTARIOS