Taburete: el mueble auxiliar por excelencia

223

El taburete es una maravilla de mueble. A simple vista da la impresión de ser un asiento simple y básico, no obstante, es un joya decorativa que aparte de su función principal, tiene infinitas utilidades.
En espacios interiores, además de servir como asiento para bares, desayunadores o tocadores, se emplea como: mesita de noche, muy útil para colocar una lámpara pequeña, un libro, los lentes de leer, un vaso de agua, el celular, el control de la televisión; como apoyo en el baño, ideal para acomodar las toallas, rollos de papel, jabones… o como mesa de centro para la sala, donde podrás poner un bonito acento decorativo o un florero.
Y en los ambientes exteriores, puede disponer de un taburete junto a la piscina, cerca de la parrilla o al lado de una silla para poner las bebidas; además, en el jardín se suele aprovechar para colocar flores y plantas.
Estilos. En décadas pasadas, este asiento sin apoyabrazos ni respaldo se fabricaba solo a base de madera, pero a medida que pasan los años eso ha ido cambiado: se hacen de hierro forjado, metal, aluminio, plástico…
Además, podemos encontrarlo forrado con telas, goma espuma o pelo decorativo, con cualquier número de patas (una, dos, tres…) y de diversos tamaños, formas y colores.