Taekwondo Sale por la puerta grande

3B_Deportes_25_3,p01

BARRANQUILLA COLOMBIA.
El tae kwon do de la República Dominicana superó con creces su actuación pasada en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014 al conseguir ahora un total de tres medallas de oro, dos de plata y cuatro de bronce, para totalizar nueve medallas.
Con esos logros, la delegación dominicana finalizó en la cuarta posición de la justa que se celebra aquí en Barranquilla.

Ese cierre del pasado lunes cuando Moisés Hernández y Katherine Rodríguez consiguieron una presea de oro cada uno, le llevó alegría y júbilo a la delegación completa y a todos en la Federación Dominicana de Tae Kwon Do.

En Veracruz 2014, los muchachos de tae kwon do obtuvieron dos oro, dos plata y dos bronce para acumular seis medallas, de acuerdo a los datos aparecidos en la memoria de los Juegos de Veracruz 2014.

El presidente de la federación, Francisco Camacho, afirmó que sus atletas demostraron mucho coraje, entrega y valentía en cada uno de los combates.

“Los felicito a todos, a los que tomaron medallas de oro, plata y bronce, así como a los que no consiguieron medallas. Nuestro Norte ahora es seguir trabajando duro, sin descanso para prepararnos para la próxima cita”, indicó. Subrayó que el tae kwondo tiene muchos retos y desafios que debe afrontar en todas las direcciones, pero que estos resultados de Barranquilla le hacen ver que se va por el camino correcto y que los atletas tienen calidad técnica para seguir representando con orgullo la bandera nacional.

Con la medalla de oro, Moisés Hernández superó su actuación en los Juegos Centroamericanos de Veracruz, México del 2014, donde el peleador obtuvo la presea de bronce.

Bernardo Pie se alzó con la medalla de oro y Edward Espinosa se quedó con la plata en el inicio del torneo de taekwondo que se celebró en el MRY Tapiz.

En la final de los 63 kilos, Pie no confrontó dificultad para doblegar 14-7 a Juan Soto, de Costa Rica, quien se quedó con la medalla de plata.
Luisito Pie, medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, cedió ahora su corona en los mismos 58 kilos.