Taiwán como símbolo de gratitud

Ubi Rivas.

La trascendental y cuestionable decisión del presidente Danilo Medina de romper relaciones diplomáticas con la República de China en Taiwán, quiebra un provechoso andamiaje de aportes mayúsculos que nos aportó siempre Taiwán, sin reciprocar nunca nada de nuestra parte.
El presidente Medina es evidente que sucumbió a los intereses grupales en torno a los José Clase, Fernando Capellán, Félix García Castellanos y Vicini, por los intereses del país, que es la punta del icberg del cuestionamiento a esta disposición presidencial que fervorosamente deseamos prospere para bien de nuestro país,
No de otra manera podría interpretarse que el presidente Medina decidió suspender el aluvional aporte de Taiwán a nuestro país, comenzando por INFOTEP, de quien se irguió como padrino entrenando técnicos en mediana, pequeña y micro empresa, que es donde Taiwán ha despuntado de manera significativa en su estructura productiva de un PIB anual de US$600 mil millones. Nosotros US$10 mil millones.
Asesoría técnica genética del arroz en la referencia luminosa del doctor Yien Thie Shie; acuacultura, bambú, guayaba, pitahaya, rembustán, anones, ponseres, carambolas, nivelación de terrenos, proyectos biogás, aportes sustanciales al Ministerio de Agricultura, FEDA, ISA, CIMPA, CEDAF, FADI, IAD, UASD, IDIAF.
Dos helicópteros, 90 jeeps, cien motocicletas valorados en US$35 millones a nuestro Ministerio de Defensa, y veremos si resultará así con Pekín.
A Pekín le compramos US$l,566.92 millones en artículos de baja calidad para países del Tercer Mundo, y vendemos US$l30.6 millones, y veremos también el comportamiento de ese desbalance abismal.
El Canciller taiwanés Jospeh Wu denunció un soborno de US$3 mil millones de Pekín a RD para la ruptura.