TARTAS de las tradicionales a las más creativas

1C_¡Vivir!_21_3,p01

Tarta, quiche o pie, pueden prepararse de varios ingredientes: pescado, verduras, pollo o mezclar un poco de todo.
Se pueden comer calientes, tibias y hasta frías y no demandan de mucho tiempo de preparación. Incluso las puede rellenar con lo que sobró de la comida del día anterior.
Este platillo, que es una delicia, se caracteriza por tener un aporte proteínico mayor que las variantes dulces.
A diferencia de las tartas dulces, las saladas suelen servirse al comienzo de los platos bien sea como aperitivo, entremés o tapa, pudiendo llegar en ciertos casos a ser un plato principal, dependiendo del tipo de relleno que lleve.
En muchas gastronomías suelen ir unidas al concepto de ‘comida aprovechable’, es decir, en el que puede usar los restos de otros platos.

Recetas
Tarta pascualina

2 discos de masa de hojaldre para tarta
2 atados grandes de acelga
1 cebolla medina picada
2 cucharadas de manteca
5 huevos
1/2 taza de queso rallado
1 cucharadita de orégano
1 cucharadita de té de tomillo
sal y pimienta a gusto
1/2 libra de queso ricotta
Preparación. Poner a hervir 3 huevos hasta que estén duros. Una vez fríos, cortarlos en rodajas y reservar. Precalentar el horno a 200 C (fuerte). En una tartera, forrar la base con un disco de la masa y reservar. Lavar bien la acelga, retirar los tallos y cocinarla en agua hirviendo con sal por un minuto. Colar y picar la acelga. Mientras tanto, en un sartén mediano, derretir la manteca a fuego mediano. Rehogar la cebolla hasta que esté transparente, por 5 minutos. Agregar la acelga y cocinar por otros 5 minutos. Salpimentar a gusto. En un bowl, batir los huevos restantes, la ricotta, el queso rallado y los condimentos. Agregar la preparación de acelga y cebollas. Rellenar la tarta y colocar los huevos en rodajas por toda la tarta. Cubrir con el otro disco de masa de tarta y hacer un repulgue en el borde. Finalmente pintar con huevo batido, y pincharla con un tenedor en varios lugares para que no se infle la masa. Llevar al horno por 30 minutos, o hasta que la masa esté bien dorada y crocante. Retirar y dejar enfríar por 10 minutos antes de servir.

Tarta de zucchinis y queso feta

Masa
2 cucharaditas de levadura seca
1/2 cucharadita de azúcar
125cc de agua
3 cucharadas de aceite
1 huervo
1 pizca de sal
1/3 de harina
Relleno:
1 zucchini grande
2 cucharadas de aceite
1 cucharadita de hierbas tipo Provenzal
3 huevos
250g de queso feta, en grumos
pimienta fresca molida
Preparación. Para la masa: disolver la levadura con el azúcar en agua, y dejar reposar por 10 minutos, hasta que empiece a largar espuma. Mezclar el aceite, huevo, sal y harina y levadura, y amasar hasta formar una masa. Darle forma de bola, colocarla en un bowl previamente aceitado, y cubrir con un repasador. Dejar levar por 45 minutos a 1 hora en un lugar tibio. Mientras tanto, pelar el zucchini y cortarlos por la mitad. Cortarlos en finas rodajas. Calentar el aceite en una sartén a fuego mediano, y rehogar el zucchini junto con las hierbas. Mezclar bien y cocinar por 10 a 12 minutos, hasta que el zucchini esté tierno, y se haya evaporado el líquido. Precalentar el horno a 200 C (moderado-fuerte). Estirar la masa con palote sobre una superficien enharinada, y cubrir una tartera desmontable, cubriendo hasta los bordes. Batir los huevos y mezclar con el queso feta y el zucchini ya frío. Condimentar con pimienta recién molida. Verter sobre la masa y llevar al horno por 30m inutos, hasta que se haya dorado y el huevo cocido.

Tarta de verdura sin masa

1 cucharadita de aceite de oliva
1 cebolla grande finamente picada
1 zucchini grande, cortado en cubos pequeños
1/2 cucharadita de sal
2 huevos grandes
1/4 taza (60cc) de leche
3 zanahorias medianas, peladas, ralladas y secadas con una toalla de papel
1 taza (120g) de queso cheddar rallado grueso
1 cucharada de eneldo picado
Preparación. Calentar el horno a 190 ºC (horno moderado). Rociar con aceite en aerosol un molde para hornear cuadrado o redondo de 20cm. Calentar el aceite en una sartén grande antiadherente a fuego medio. Agregar la cebolla; saltear hasta que se ablande, unos 3 minutos. Añadir el zucchini. Subir el fuego a medio-alto; y saltear hasta que el zucchini esté tierno y el líquido se haya evaporado, de 7 a 10 minutos. Agregar sal. Retirar del fuego. En un bowl grande, batir los huevos, la leche y la sal restante. Añadir la zanahoria, el zucchini, el queso y el eneldo. Colocar en el molde preparado. Hornear hasta que la preparación esté firme en el centro, unos 45 minutos. Transferir a una rejilla y dejar enfríar durante al menos 10 minutos antes de cortar. Servir tibio o a temperatura ambiente.