TECNOLOGÍA, LA BASE DE LA SEGURIDAD

02

La vivienda domótica ya forma parte de nuestras vidas, pero la tecnología se sigue colando en el diseño del hogar para dotar a elementos tan cotidianos como un espejo o un cubo de basura de sensores, que nos alertan sobre circunstancias dispares que nos resultan muy útiles en la vida diaria.
La domótica. Concebida para espacios unifamiliares y de grandes dimensiones, la domótica ha saltado esa barrera para adaptarse a espacios reducidos, como ha puesto de manifiesto el interiorista Miguel Muñoz, con un proyecto de loft, en el que ha fusionado lujo y tecnología que facilitan el día a día a sus habitantes.
En su propuesta, toda la vivienda está controlada por una pantalla G1 que se utiliza como unidad de videoportero para controlar la climatización, el audio, la iluminación, e incluso las persianas, que con un monitor se pueden programas de manera personalizada desde el “Smartphone”.
Lo significativo de la aplicación es que los ventanales, además de permitir pasar la luz, pueden proyectar diferentes paisajes trasladándonos, desde una gran ciudad a la playa más paradisiaca, para huir de paisajes urbanos y mantener una sensación del mundo desde tu propio sofá.
Control del clima. El control del clima en el hogar es determinante para conseguir un ambiente agradable, Netatmo ha creado una “Estación Meteorológica Personal” para, según la temperatura que haya en el exterior en tiempo real, enviar a nuestro teléfono inteligente si la temperatura se desploma o, por contra, sube, de manera que puede tenerla en cuenta para elegir su vestuario y el de los más pequeños de la familia para el resto del día.
El sistema de automatización de Niessen [email protected] detecta movimientos, además de regular la iluminación y controlar la temperatura.
Por otro lado, su sistema Sky Wireless permite, sin necesidad de realizar una obra en la vivienda, controlar la tecnología inalámbrica al ser elementos que pueden instalarse sobre cualquier superficie ya que no precisan alimentación, e incorporan pilas, y con ellos se puede controlar luces y persianas, además de otras funciones del hogar.

Cocinas, alertas activas. La cocina es un lugar para mantener las alertas activas permanentemente, De Dietrich ha creado una placa de inducción total, Piano, con una única superficie de cocción que detecta de forma automática los recipientes que se depositan sobre ella.
La placa dispone de 36 inductores independientes conectados entre sí para adaptarse a todas las cocciones, desde la más suave a la más potente.
Cuando hablamos de seguridad pensamos en puertas blindadas, ventanas herméticas o alarmas, pero las alertas también pueden significar que evitemos los gérmenes. La firma norteamericana Simplehuman ha diseñado un dosificador de jabón que evita el contacto entre la mano y la superficie, al incorporar un sensor que garantiza que los gérmenes no se propaguen y el entorno resulte más higiénico.
En ese caso, con el fin de desarrollar elementos eficientes para la vida diaria, para la cocina, ha diseñado un cubo de basura con sensor que se abre automáticamente desde cualquier ángulo con solo pasar la mano junto a él, un sistema muy útil al llevar las manos ocupadas con desperdicios que pueden derramarse al suelo ensuciándolo todo.


COMENTARIOS