Teleférico en Los Alcarrizos: una decisión desacertada

09_06_2018 HOY_SABADO_090618_ Opinión9 A

El pasado jueves, el presidente Danilo Medina dio la primera palada para la construcción de una terminal interurbana de autobuses en la entrada de la Aautopista Duarte en el municipio de Los Alcarrizos, que también contará con la estación del teleférico que construirá su Gobierno para enlazar, descongestionar y agilizar el tráfico vehicular hacia Santo Domingo, un medio de transporte aéreo similar al establecido en Santo Domingo Norte y Santo Domingo Este.

Este mecanismo de transporte aéreo no ha sido muy bien acogido por los usuarios, ya que debido al reducido límite de pasajeros que puede albergar una cabina, no obstante la escasa distancia que separa una de la otra, las filas para abordarlas se hacen muy tediosas y prolongadas. Además, muchos de los que utilizan este medio de transporte sufren de vértigo debido a la altura que se desplazan las cabinas. Hemos visto un meme en las redes sociales en donde unos niños, víctimas de pánico, hacen una rabieta para tratar de obligar a sus madres a que los desmonten.

Los que viajan desde la Línea Noroeste y el Cibao, si llegan al Km. 22 entre las 6:00 y las 8:00 a.m. y hasta un poquito más tarde, se encuentran con un tapón que va desde Los Alcarrizos hasta la Capital y en donde el viandante tardará más de una hora, después de un largo trajinar entre camiones, volquetes, carros y motocicletas. Para destaponar esa concurrida vía, se necesita algo más que un teleférico. La solución idónea es la Línea 2 del Metro, que inicialmente estaba planificada hasta allí, la cual transporta masas con enorme fluidez.

Con este medio de transporte, no habría lugar a encontrar personas alérgicas a la altura. Ahora bien, la cantidad de vagones del metro deberá ser aumentada al menos a seis vagones por tren, tal y como se estila en las ciudades donde funciona este tipo de transporte.

Cuando se inició la construcción del sistema subterráneo de transporte público nosotros lo apoyamos; sin embargo, hubo personas y hasta políticos que se opusieron al mismo, ya que encontraban el proyecto sumamente costoso. No obstante, el director de la OPRET encargada de la construcción del sistema, desestimó una propuesta del Gobierno de Corea del Sur, que a todo costo estaba en disposición de construirlo con una concesión de treinta años. Nosotros que hemos utilizado ese servicio en Seúl, lo consideramos el más eficiente de todos los trenes subterráneos que hemos visitado tanto en Londres, New York, París, Madrid, Portugal y hasta el de Tokío. Los trenes en Corea además de ser de mayor tamaño que los de otros países, tienen una doble puerta que no permite que el usuario se acerque al tren en movimiento. Solo se abren, cuando el tren está en el anden.

Transitando desde el Norte hacia el Sur por la Autopista Duarte, el cuello de botella empieza más o menos en el semáforo del Km. 22 en donde el tránsito se torna tan lento, que desespera al más sosegado de los conductores y evitaría el estrés especialmente a los conductores de vehículos pesados y de carga. La Circunvalación hacia el Este desde la Autopista Duarte, solo llega a la carretera Villa Mella-Yamasá. Sin embargo, hemos visto que ya se ha iniciado la continuación hacia la carretera Santo Domingo-Samaná, que sería el desvío para los camiones furgoneros que se dirigen hacia el puerto Multimodal de Caucedo. A su terminación, quedarán unidos los dos principales puertos del país: Haina-Caucedo.

Queremos insistir en la solución del metro que por ser movilizado por un sistema eléctrico no contamina el ambiente, es más rápido que el metrocable y además, movilizaría más ágilmente el gran público, que no solo habita en Los Alcarrizos, sino también en Pantoja y Manoguayabo.

Ahora que hemos iniciado nuestras relaciones diplomáticas con la República Popular China, uno de nuestras prioritarias solicitudes sería la construcción de las líneas del metro desde Los Alcarrizos en el Norte hasta el Km. 9 y desde el Multicentro de la Avda. San Vicente de Paul hasta San Isidro, pasando por el municipio de San Luis. Señor Presidente, esa es la solución del transporte de pasajeros en la ciudad capital. Ordene a su Ministro de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), que vaya a Pekín e inicie las tentativas. Recuerde el refrán popular que dice: “la peor diligencia es la que no se hace”.


COMENTARIOS