Temo: enlodado en el lodazal

Cesar Perez (Profesor Universitario)

Ante el juez, defendiéndose de la acusación de haber sido uno de los favorecidos de los sobornos de la Odebrecht, Temístocles Montas dijo que junto a Leonel Fernández y Danilo Medina fue el artífice para llevar el PLD al poder, citó sus iniciativas que a su juicio constituyen la base en que descansa los logros de los gobiernos de ese partido, concluyendo, que “no esperaba que se me enlodara como se me ha enlodado”. Decepcionado, deja entrever que el lodo que le han tirado encima viene del grupo del presidente que contribuyó a reelegir: Danilo Medina, quien, sacrificándolo como chivo expiatorio trata de salvar un gobierno y un partido que sumergidos en el lodazal de la corrupción y la impunidad han situado esta sociedad al borde de la ruina moral, política e institucional.
Temo, como se le llama, admite que recibió dinero de Odebrecht para las campañas presidenciales del PLD 2008, 2012 y 16 y si hace honor a sus palabras de que él es más interesado en que se aclare el escándalo de los sobornos tiene que decir en qué momento recibió el mandato de su partido para recibir ese dinero, quién o quienes le dio ese mandato, a quien o quienes se lo entregó, en cuales condiciones los recibió de parte de esa empresa. Recordemos que Medina admitió que se involucró en las negociaciones con Odebrecht para el proyecto Punta Catalina, logrando que esta disminuyera sus pretensiones económicas, por lo tanto, debe investigarse la relación pudo haber tenido ese involucramiento con el dinero que dice Temo recibió de esa empresa.
El financiamiento a las campañas del PLD del parte de Odebrecht, junto al otorgamiento a ésta del contrato de Punta Catalina y sus sobreevaluaciones, constituyen los elementos más relevantes del escándalo de los sobornos y para su esclarecimiento, la admisión de Temo de que recibió dinero de esa empresa para esas campañas es fundamental. Por eso guarda prisión justa o injustamente, y como los demás prisioneros, su prisión lanza a toda su familia al escarnio público; pasa por la tragedia de ver cómo su carrera política llega prácticamente al final, a pesar de que de los mosqueteros que llevaron al poder al PLD él es quien tiene mejor formación profesional para la gestión pública.
En su tiempo, fue el más sistemático y enjundioso polemista contra los adversarios de los gobiernos del PLD, ahora está ante una ineludible polémica intrapartidaria en la que deberá aclarar el papel de Danilo, Leonel y de todos aquellos involucrados en los sobornos, en el lodazal que lo ha enlodado. Seguro que es consciente de que las sobreevaluaciones de Punta Catalina, las nominillas partidarias, los Tucanos, la SunLand, las ventas del barrio Los Tres Brazos y de las tierras del CEA, entre otras, son parte del lodazal en que han discurrido los gobiernos del PLD y resultados del vergonzoso Frente “Patriótico” que “relanzó” ese partido, llevándolo a ese poder que hoy inmisericordemente lo envía a una cárcel de su lar natal.
Aclarar TODO es la única carta que tiene para salvar la honra de sus descendientes y la estima de muchos dentro y fuera del país.


COMENTARIOS