Terapia evita amputaciones por úlceras del pie diabético

Las amputaciones por úlceras del pie diabético, mal que afecta en este país a cerca de 3,000 pacientes por año, podrían reducirse hasta un 78% si se aplica la terapia Heberprot-P desarrollada por científicos del Centro de Ingeniería Genérica y Biotecnología de Cuba.

Así lo explicó el doctor Manuel Raíces, encargado de proyectos del Centro quien dio algunas explicaciones sobre la efectividad de la terapia para tratar el pie diabético que desarrollan pacientes.

“Este tratamiento es único en el mundo, que aplicado con un manejo integral le ha permitido reducir a Cuba en un 78% el índice de amputación por esta causa”, destacó.

Hoy día tanto el doctor Manuel Raíces, como otros científicos del centro vienen al país a compartir esta buena nueva que ha evitado miles de apuntaciones por úlceras del pie diabético a los cubanos.

“La misión es aplicar la terapia en este país acompañada de una amplia campaña educativa a través de los medios de comunicación para que los pacientes cuiden sus pies y exijan al médico que se los revise y por su puesto que conozcan la existencia de la terapia”, explica.

Las posibilidades de que un paciente diabético desarrolle úlceras en algún momento de su vida es de un 15%, y con este tratamiento, lesiones que normalmente requieren una amputación son curadas, asegura el biólogo molecular Manuel Raíces.

buenas nuevas para RD. En nuestro país, a través de la empresa Caribbean Farmacéutica, se ha introducido la terapia y se ha realizado un programa piloto en 140 pacientes, recuperando sus miembros en un 100%. La experiencia se ha estado aplicando en los hospitales Doctor Marcelino Vélez, Cabral y Báez, y Moscoso Puello.

Según explicó el doctor Raíces los pacientescon úlceras de pie diabético son tratados con un medicamento denominado Heberprot, desarrollado a través de una molécula que se encuentra en la saliva, tras comprobar que es altamente cicatrizante, incluso en lesiones de gran magnitud. Es inyectable, su experimento en ratones inició en el año 1994 y en ensayos clínicos, es decir, con seres humanos en 1991, aplicado en 29 pacientes todos ya con indicaciones de amputación. La terapia regular empezó en el 2007.

Mientras más aguda es la úlcera, más tiempo de aplicación requiere el tratamiento, por lo que los especialistas deben velar porque las lesiones sean detectadas tempranamente. Son tres aplicaciones semanales y a su vez el paciente debe seguir su tratamiento de control de diabetes.

Educar pacientes. El doctor Raíces asegura que lo ideal es crear conciencia tanto en los médicos como en los pacientes. Explicó que la estrategia también se está aplicando en Venezuela, con excelentes resultados, ya que del 2008 a la fecha ha evitado 35 mil amputaciones, siendo esas dos naciones las únicas donde los índices de amputación por pie diabético han bajado.

“Lo recomendable sería que los gobiernos, a través de sus ministerios de salud pública, adopten esa estrategia de atención, lo que les va a permitir hacer cambios en sus estadísticas y primero debe realizarse en centros pilotos en la capital y luego extenderse al interior del país”, dice.

Negocios entre nosotros. En biotecnología y farmacología, Cuba exhibe grandes avances, lo que les permite competir en el mercado con grandes transnacionales de la industria farmacológica. Pero además abre la brecha de que países en vía de desarrollo puedan hacer importantes negocios entre ellos, sin la intervención de los grandes mercados.

ZOOM
Estadísticas tímidas

Las estadísticas más recientes demuestran que cerca de un millón de dominicanos padecen diabetes, lo que equivale a un 10% de la población. Otros estudios indican que esta cifra podría rondar el 15%, y que en su defecto serían 1 millón 500 mil.