Regresa el árbol de la esperanza y solidaridad

Rubén García, Ilda Mella, Alexandra Matos y Silvia Rosales
Rubén García, Ilda Mella, Alexandra Matos y Silvia Rosales

Con la participación de la Fundación Amigos contra el Cáncer Infantil (FACCI), la Asociación Dominicana de Síndrome de Down (Adosid), Fundación Solidaridad Calasancia (Solca) y la Fundación Dr. Juan Manuel Taveras Rodríguez (Cedimat) se inició una vez más el Árbol de la Esperanza que estará hasta el 27 de septiembre en el primer nivel de Ágora Mall.
La administradora Ágora, Silvia Rosales, expresó que la intención con este proyecto solidario es que las personas sean conscientes de ser parte de la solución de los diversos problemas que se presentan en la vida diaria.
Añadió que uno de los objetivos es promover el trabajo voluntario, logrando la participación de 1240 voluntarios “quienes durante estos cinco años donaron 6291 horas de su tiempo bajo la motivación de ser parte de la solución; jóvenes que hacen la diferencia y que logran materializar los valores” apoyando esta noble causa.
“El Árbol de la Esperanza nos permite crear y afianzar la consciencia colectiva, transformar vidas, regalar salud a los beneficiarios del trabajo realizado por estas organizaciones fomentando valores como la solidaridad, el compromiso colectivo y la ayuda al prójimo”, dijo la ejecutiva.
Con las donaciones que reciban las entidades podrán incrementar la ayuda a niños de escasos recursos, según su misión, como el caso de Fundación Dr. Juan Manuel Taveras Rodríguez, con jornadas de cardiología pediátrica y operaciones del corazón.
Adosid pretende informar y educar sobre la condición del síndrome de Down en el país, demostrando que las personas en situación de discapacidad pueden desarrollarse dentro de la sociedad como entes de trabajo que pueden aportar. Mientras que FACCI necesita obtener recursos para completar el equipamiento de la primera Unidad Móvil para Donación de Sangre del país, así como para financiar programas de tratamiento para sus pacientes y Solca desea seguir sensibilizando sobre la importancia de la educación no formal como una forma de transformar la sociedad.


COMENTARIOS