Tiempo de Vivir :Trabaja en equipo

DIEGO A SOSA

Hace un tiempo una amiga me oyó hablar del método de recompensas que usamos en el sistema educativo tradicional. Le gustó tanto mi teoría opuesta, que lo conversó con la profesora de su hija. Hace unos días me contó los resultados después de varios años de haber implementado el sistema en la clase.
Soy contrario a medir con relación a otros. Está estudiado y comprobado que cada persona es diferente. En el aprendizaje sabemos que hay personas buenas para unas materias, mientras otros lo son para otras, pero seguimos midiendo a todos con la misma vara.
Es como una caricatura que vi: le ponen un examen a los alumnos, animalitos de la escuela del bosque. Todos deben mostrar sus habilidades de trepar un árbol. Algunos sacarán excelentes notas, mientras otros nunca lo lograrán.
“¿Cómo logramos una mejor motivación?” Me preguntó aquella vez mi amiga. Y no es la única que me lo ha cuestionado.
Para entrar en el cuadro de honor del curso era necesario estar entre los tres mejores. Después de ella explicarle mi teoría a la profesora decidieron poner a todos los que pasaban de una nota específica. Premiando el esfuerzo de ser mejor individualmente y no mejor que los demás.
La motivación no se hizo esperar y mucho cambió sin darse cuenta. Han pasado algunos años desde aquel curso maravilloso.
Ella me contaba hace poco cómo el curso de su hija era el más unido del colegio entero, entre otras tantas lindas vivencias. Aunque el sistema volvió a cambiar cuando la profesora cambió de grupo, siguen ayudándose unos a los otros a ser mejores. Es más importante el logro de todos que el de cada uno de los individuos del curso. Son un equipo.
Las profesiones en que podemos ganarnos la vida de manera individual son muy escasas, por no decir que casi nulas. Tendremos que liderar equipos o ser parte de los liderados, pero siempre necesitaremos a los demás. Que cada uno sea mejor cada vez es más importante que tener dos que son excelentes y el resto decepcionados por no poder alcanzar ese estatus.
Trabajar en equipo es más productivo y entretenido. Como enseño en mi libro “Migomismo II” se alcanza más mientras uno se divierte. Comparar es una excelente manera para desunir. ¿Puede ver las opciones de mejora que tienen las fortalezas de algunos a su alrededor y ayudarlos a crecer?


COMENTARIOS